sábado, 10 de octubre de 2009

Alarmada la ONU por reclutamiento


NACIONES UNIDAS, octubre.— La ONU expresó hoy su preocupación ante el reclutamiento de mercenarios por parte de terratenientes en Honduras, en medio de la tensión existente en ese país tras el golpe de Estado de junio pasado, señaló PL.


La declaración, que fue difundida aquí por el grupo de trabajo de la organización mundial sobre la utilización de mercenarios, subraya reportes que relatan la existencia de 120 paramilitares procedentes de varias partes de la región, que trabajan a favor de los golpistas.

El texto alude a informaciones periodísticas, que hacen referencia a paramilitares colombianos reclutados por dueños de tierras en Honduras, para proteger sus propiedades en caso de disturbios violentos en el país.

También denuncia el uso de aparatos acústicos de alta frecuencia, por parte de policías y mercenarios contra el presidente constitucional de Honduras, José Manuel Zelaya.

El documento convoca al gobierno golpista a adoptar todas las medidas necesarias, para prevenir la utilización de mercenarios en su territorio y a investigar las denuncias existentes al respecto.

Golpistas hondureños continúan represión, a pesar del diálogo


Tegucigalpa, 9 de octubre.— Fuerzas del régimen de facto hondureño continuaron hoy la represión contra las manifestaciones pacíficas, a pesar de celebrarse en esta capital las conversaciones para una salida a la crisis.


"No puede haber diálogo, mientras siguen golpeando a la gente", denunció uno de los participantes en la protesta, frente a la sede donde sesiona el encuentro entre representantes del gobierno constitucional y del régimen golpista.

Efectivos del ejército y la policía lanzaron bombas lacrimógenas y chorros de agua contra cientos de personas que exigían el retorno a la institucionalidad.

Un policía dijo a la prensa que continuarán dispersando las protestas mientras siga vigente el estado de sitio decretado por el jefe del régimen, Roberto Micheletti.

En vísperas del inicio de las conversaciones, Micheletti había anunciado el levantamiento de esa medida, pero en la práctica la suspensión de las garantías individuales sigue vigente porque aún no se ha publicado en el diario oficial.

La misión de la OEA, que esta semana visitó el país para propiciar el diálogo, instó al régimen golpista a levantar el estado de sitio y abrir los medios de comunicación clausurados.

Al propio tiempo pidió mejorar las condiciones del presidente constitucional, Manuel Zelaya, quien se encuentra en la embajada de Brasil en Tegucigalpa bajo un fuerte dispositivo militar y policial. (PL)

Crisis en Honduras revive a OEA, expone limitaciones

Por Esteban Israel



LA HABANA (Reuters) - La crisis política abierta por el golpe militar en Honduras revivió a la Organización de Estados Americanos (OEA), pero expuso también las debilidades de un organismo atado de manos por las divisiones entre sus miembros.

Su principal logro en tres meses fue establecer esta semana un precario diálogo entre el depuesto presidente Manuel Zelaya y Roberto Micheletti, el hombre que lo reemplazó tras el golpe del 28 de junio, dijeron expertos.

"Nunca la OEA ha estado en el primer plano, para bien o para mal, como ahora", dijo el diplomático chileno Jorge Heine, catedrático de gobierno global en la Balsillie School of International Affairs de la University of Waterloo, Canadá.

La OEA, que en el pasado hizo la vista gorda ante otros golpes en América Latina, condenó esta vez sin titubeos el derrocamiento de Zelaya y suspendió a Honduras para aislar al Gobierno de facto.

Pero según Michael Shifter, del Inter-American Dialogue en Washington, su incapacidad para dar el siguiente paso y destrabar la crisis demuestra la tensión que se respira en una región polarizada entre Estados Unidos y su acérrimo crítico, el presidente izquierdista de Venezuela, Hugo Chávez.

"Su condena al golpe fue positiva, porque la OEA había guardado silencio ante muchas otras situaciones", dijo.

"Pero a la hora de buscar una solución y superar la crisis mostró debilidades que son básicamente un reflejo del desorden en el paisaje político en América Latina", añadió.

Los miembros de la OEA no lograron ponerse de acuerdo la semana pasada sobre si la restitución de Zelaya, atrincherado desde hace casi tres semanas en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, debe condicionar el reconocimiento de las elecciones presidenciales del 29 de noviembre.

Micheletti espera que los comicios permitan pasar la página de la peor crisis política en décadas en América Central, que está poniendo a prueba el liderazgo en la región del presidente estadounidense Barack Obama, que el viernes ganó el Premio Nobel de la Paz.

ZELAYA, COMO SEA

El secretario general de la OEA, el carismático ex canciller chileno José Miguel Insulza, voló las semana pasada en secreto a la base aérea estadounidense de Palmerola, al noroeste de Tegucigalpa, para una reunión con Micheletti.

El encuentro despejó el camino para que Insulza y varios cancilleres de la OEA regresaran esta semana a Honduras a plena luz del día para instalar una mesa de diálogo entre representantes de Zelaya y Micheletti.

Las perspectivas del diálogo parecen sin embargo inciertas, pues ningún bando parece dispuesto a ceder un milímetro respecto de la restitución de Zelaya.

El presidente de facto Micheletti se niega a devolverle el poder a un hombre que, asegura, violó la Constitución al intentar forzar su reelección bajo la influencia de su aliado venezolano Chávez.

El problema, dicen los analistas, es que Zelaya fue sacado del poder en pijamas y a punta de pistola de una forma que América Latina creía superada hacía décadas.

"El desafío verdadero, el asunto de fondo, es ahora cómo revertir y deshacer los efectos del golpe de Estado y eso pasa por la restitución de Zelaya aunque sea atado de manos", dijo Heine, de la University of Waterloo.

"La OEA hasta ahora ha logrado mantener el tema vivo y presente en el candelero. Es el tema número uno en la agenda interamericana hoy", opinó.

Shifter, del Inter-American Dialogue, dijo que el principal error de la OEA fue subestimar el rechazo a Zelaya dentro de Honduras, donde su derrocamiento fue apoyado por empresarios, políticos, militares y hasta bendecido por la Iglesia.

Otros como José Carlos Hidalgo, coordinador de proyectos para América Latina en The Cato Institute en Washington, creen que la OEA metió la pata al ofrecer supervisar la consulta con la que Zelaya buscaba sondear el clima para la reelección.

"¿Qué hacían enviando observadores a un referéndum que había sido declarado ilegal por todas las instituciones en Honduras?" dijo. "Esta crisis desde un inicio sólo ha servido para desprestigiar aún más a la OEA", opinó.

Pero si las conversaciones iniciadas esta semana permitieran un acuerdo que haga aceptables las elecciones de noviembre, el organismo tendría un papel protagónico que jugar en el próximo capítulo de la crisis.

"De ser así, la OEA tiene que asegurarse que las elecciones se desarrollen en una forma creíble y justa", dijo Shifter.

"Esta crisis ha sido una prueba importante para la OEA, una oportunidad de ganar credibilidad y mostrar que puede ser efectiva ante este tipo de situación", opinó.

(Reporte de Esteban Israel)

jueves, 8 de octubre de 2009

Como identificar a un Dictador



En la antigua Roma, cuando la república debía enfrentarse a situaciones de extrema gravedad, los cónsules designaban a un dictador que asumía todos los poderes hasta el restablecimiento de la normalidad. Tras el surgimiento de las modernas democracias en el siglo XIX, el término de la dictadura volvió a ser utilizado, esta vez para designar aquellos regímenes políticos cuya legitimación no se fundamentaba en el modelo democrático liberal.

Se llama dictadura o régimen autoritario a una forma de organización política según la cual el poder está encarnado en una persona o en un pequeño número de personas, que lo ejercen de forma absoluta. Tal sistema político recibe también, a veces, la denominación de totalitario, si bien el concepto de totalitarismo se ha utilizado más estrictamente para designar a movimientos ideológicos en que la persona y la sociedad se subordinan al estado, como sucedió en el fascismo italiano, el nacionalsocialismo alemán o el socialismo estalinista.

Por lo general de un régimen dictatorial suele ser el resultado de un proceso de profunda convulsión social, provocada por una situación revolucionaria o por una guerra, y se produce normalmente por medio de un movimiento militar contra las estructuras del poder anteriormente establecido, movimiento que adopta la forma de golpe de estado. En unos casos, tal movimiento militar se produce en defensa de los intereses de los grupos minoritarios del estado; en otros, en apoyo de sectores más amplios.

En ocasiones, el origen de un régimen dictatorial no se halla en un golpe militar, sino en un golpe de estado político, llevado a cabo desde las propias estructuras del sistema que se pretende abolir. Tal fue el caso de la dictadura nazi impuesta por Adolf Hitler en Alemania o el de la dictadura fascista de Benito Mussolini en Italia. La debilidad de las instituciones es aprovechada en estos casos para imponer la atribución explícita del poder político a un partido de talante no democrático, que ya a impuesto socialmente su prepotencia.

Los estados dictatoriales han buscado su legitimación en teorías como la del "caudillaje", según la cual en determinadas épocas históricas surgen en algunas comunidades personas dotadas de un especial carisma o dotes providenciales y destinadas a conducir a la nación hacia determinados objetivos de valor trascendente. En otros casos, estos regímenes se han dotado de formas democráticas que aceptan, incluso, la existencia de partidos políticos afines, así como la celebración periódica de elecciones, ganadas invariablemente por aquellos mismos que las convocan.

Además de las habituales medidas policiales o de fuerza que utilizan para asegurar su mantenimiento en el poder, las dictaduras suelen recurrir también, de manera sistemática, a la propaganda política y al culto a la personalidad del máximo dirigente como medio eficaz de asegurarse el apoyo activo de la población.

En América Latina, pese a la poderosa influencia que en su origen y posterior configuración tuvieron las ideas de la revolución francesa, numerosos países latinoamericanos vivieron desde su nacimiento largos períodos de anormalidad democrática. El siglo XIX presenció el surgimiento de numerosos caudillos que, desde provincias o regiones periféricas, se rebelaron contra los débiles gobiernos centrales y se hicieron con el control político de sus respectivos países. Son ejemplos destacados del caudillismo decimonónico Juan Manuel de Rosas en la Argentina, José Gaspar Rodríguez de Francia en Paraguay y Antonio López de Santa Anna en México. Ya en el siglo XX, la instauración de regímenes dictatoriales respondió en general a situaciones nacionales de mayor complejidad en las que las motivaciones personales de quienes dirigieron los levantamientos desempeñaron un papel no exclusivo.

El arte de mentir les es constitutivo, sobre todo en América Latina, donde, con la excepción tal vez de las dictaduras de Castro y de Pinochet (inspiradas en una concepción ideológica no democrática reivindicada como fuente de legitimidad), todos los tiranuelos y dictadorzuelos que han estado presentes en América Latina, no basaban su poder en creencia, filosofía o idea alguna, sólo en el apetito crudo de llegar al poder y perpetuarse en él para aprovecharlo hasta el hartazgo. Es natural que en las bocas de estos hombres fuertes y generalísimos, padres de la patria, benefactores, caudillos, etc. y en el de los letrados, polígrafos a su servicio, el vocabulario político se prostituyera sin remedio y palabras como "legalidad", "libertad", "democracia", "derecho", "orden", "equidad", "igualdad", adoptaran, una personalidad que era falsa, no eran ellos sino lo que querían que la gente conociera de ellos y lo demás estaba escondido, aunque finalmente salía a la luz.


PRINCIPALES DICTADORES DE
AMERICA LATINA

Chile Augusto Pinochet 1973-1990

Uruguay Aparicio Méndez 1976-1981

Paraguay Alfredo Stroessner 1954-1989

Bolivia Hugo Banzer 1971-1978 ; 1997-2001

Perú Juan Velasco Alvarado 1968-1975

Brasil Humberto Branco 1964-1967

Colombia Gustavo Rojas Pinilla 1953-1957

Venezuela José Antonio Páez 1830-1835; 1839-1843; 1861-1863

Panamá Manuel Antonio Noriega 1983-1989

Nicaragua Anastasio Somoza 1937-1947; 1950-1956

Honduras Tiburcio Carias Andino 1933-1948

Guatemala Carlos Castillo Armas 1954-1957

México Porfirio Díaz 1876; 1877-1880; 1844-1911

Cuba Fidel Castro 1959-

Haití Francois Duvalier 1957-1971

Rep. Dom. Rafael Leonidas Trujillo 1930-1938; 1942-1952 (1930-1961)

Rep. Dom. Ulises Heureaux 1882-1884; 1886-1899

España Francisco Franco 1939-1975

Honduras Roberto Micheletti Bain 2009 -

Fuerzas populares aseguran que diálogo en Honduras ''está en punto muerto''

Los representantes del frente contra el golpe de Estado y del Ejecutivo constitucional recordaron que el 15 de octubre se agota el plazo para lograr el pacto propuesto por el propio presidente, Manuel Zelaya. A las afueras del hotel donde se desarrolló la lectura del informe final de las conversaciones, un centenar de personas lanzaban consignas por la restitución del mandatario hondureño.



Tras haber concluido la visita de la misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), que instaló una mesa de diálogo en Tegucigalpa, el coordinador general del Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado, Juan Barahona, expresó ante los medios de comunicación que en las conversaciones iniciadas el miércoles "no se ha avanzado", sino que "está en punto muerto".


Señaló que el grupo social que dirige no retrocederá en su reclamo por la restitución del legítimo presidente, Manuel Zelaya, ni en la instalación de una Asamblea Constituyente pues "ese es un derecho del pueblo", fijó.

Por su parte, Víctor Meza, ministro de Gobernación del Ejecutivo constitucional, indicó a los medios que "hasta el momento" están "satisfechos con los resultados" porque se ha prestado el apoyo para diseñar una agenda de diálogo.

Recordó que el 15 de octubre vence el plazo para lograr un acuerdo propuesto por el propio presidente hondureño.

Barahona enfatizó que "el punto uno -de la negociación- es la restitución del presidente Zelaya", y que "mientras no se avance en ese", no se puede pasar "al dos, el tres y los demás".

"Tenemos un plazo hasta el 15 de octubre, si entonces no hay un acuerdo, no sabemos qué va a pasar", precisó Barahona.

En tanto, Arturo Corrales, miembro de la comisión negociadora del presidente de facto Roberto Micheletti, dijo que "no está en punto muerto el diálogo, porque en dos horas ya se estableció una agenda".

Unos cien integrantes de la resistencia popular manifestaron frente al hotel donde se desarrollaba el diálogo mediado por la OEA , en favor de la restitución de Zelaya y la Asamblea Constituyente.

"Queremos a Mel", "Constituyente ya" y "No a la dictadura", fueron algunas de las consignas.

El dirigente campesino Rafael Alegría argumentó que "estamos completamente hartos de este régimen opresor, que ha conculcado las libertades públicas, que nos impide manifestarnos, que cierra los medios de comunicación, aquí lo que hay es una dictadura y el mundo tiene que saberlo".

"El gobierno golpista quiere utilizar el diálogo como una táctica dilatoria, para mantenerse en el poder y organizar unas elecciones fraudulentas (en noviembre próximo", agregó el dirigente.

Este jueves la misión de alto nivel de la OEA leyó un informe en el que exhortó a las partes en conflicto a trabajar para la firma del acuerdo de San José, que exige la restitución del presidente constitucional, Manuel Zelaya, y la solicitud al gobierno de facto de restituir las garantías constitucionales en la nación.

En el documento final, leído al culminar la última reunión entre los representantes del régimen de Roberto Micheletti, la OEA y los delegados enviados por Zelaya, se destacó que el diálogo continuará pero esta vez en mesas de trabajo.

HONDURAS: MISION OEA CONCLUYE VISITA SIN AVANCES


TEGUCIGALPA, 8 (ANSA) - La misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) concluyó su visita a Honduras sin ver resultados fructíferos del diálogo iniciado para resolver la crisis política causada por el golpe de Estado el 28 de junio.


Antes de abandonar Honduras, la misión de la OEA entregó una declaración señalando que "está convencida de que el diálogo iniciado con participación directa de las partes, puede conducir a la superación de la crisis política en que se encuentra envuelto el país".

La declaración, leída por el canciller de Costa Rica, Bruno Stagno, sostuvo que la OEA "abriga la esperanza de que los integrantes de la mesa de diálogo asumirán plenamente la responsabilidad que les ha sido encomendada y que su labor permitirá abrir el camino que podría llevar a Honduras a la recuperación del orden democrático". El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, cinco cancilleres latinoamericanos, el subsecretario de Estado norteamericano para América Latina, Thomas Shannon, y otros cuatro vicecancilleres participan como facilitadores del diálogo entre los representantes del presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, y del derrocado gobernante, Manuel Zelaya.

Los representantes de las dos partes continuarán el diálogo con el apoyo de una comisión de la OEA.

El presidente Zelaya, quien permanece refugiado en la embajada de Brasil desde el 21 de septiembre, está representado en el diálogo por sus ministros de Gobernación, Víctor Meza, y Trabajo, Mayra Mejía, y el coordinador del Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado, Juan Barahona. En tanto, a Micheletti lo representan Vilma Morales, ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia; Armando Aguilar Cruz, uno de los directores del Banco Central, y Arturo Corrales, empresario y político.


Juan Barahona dijo que en el diálogo iniciado "no hay ningún acuerdo, ningún avance", por la intransigencia de los golpistas de no permitir la restitución de Zelaya en el poder, como lo exige el Acuerdo de San José, propuesto por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias.

"Para nosotros, la resistencia, hay dos puntos que no son negociables: la restitución del presidente Zelaya y nunca renunciaremos a la instalación de una asamblea nacional constituyente", expresó.

Dijo, además, que el Frente de Resistencia participará en el diálogo hasta el 15 de octubre, "si en ese plazo no hay nada, pues no sabemos qué va a pasar".

Meza, en tanto, sostuvo que las comisiones del diálogo ya tienen elaborada una agenda y se espera lograr un acuerdo antes del 15 de octubre.

La misión de la OEA dijo en la declaración que planteó a todos los interlocutores que para que el diálogo se realice en condiciones apropiadas, es necesario el restablecimiento y permanencia de todas las garantías constitucionales, la restitución de todos los medios de prensa cerrados por el régimen de facto y que se permita el normal acceso y consulta del presidente Zelaya con sus representantes en la mesa de diálogo.

La misión solicitó igualmente que se "resuelva el problema de la embajada de Brasil y que se le garanticen al presidente Zelaya condiciones de vida y trabajo acordes con su alta dignidad". Por último, exhortó a "todos los actores políticos y sociales a mantenerse fieles con el respeto a los derechos humanos y que contribuyan a establecer un ambiente de paz y reconciliación nacional que propicie el dialogo iniciado".

Después de la lectura de la declaración, centenares de manifestantes del Frente de Resistencia llegaron a las instalaciones del hotel, donde se alojó la misión de la OEA, para exigir la restitución inmediata y sin condiciones del presidente Zelaya y la Asamblea Nacional Constituyente.

Denuncian asesinato de integrante del Frente de Resistencia en Honduras

Tres sujetos dispararon 16 veces contra Mateo Antonio Leiva, de 50 años, el pasado 2 de octubre, denunciaron líderes zelayistas.


Notimex
Tegucigalpa. Un indígena lenca del occidente de Honduras, miembro del Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado, fue asesinado por tres hombres enmascarados, vestidos de negro, denunció este jueves la dirigencia del Frente.
Según el dirigente Eulogio Chávez, miembro del Frente Nacional de Resistencia, su compañero Mateo Antonio Leiva, de 50 años, miembro de la etnia lenca fue asesinado en su vivienda el pasado 2 de octubre, mientras regía en el país el toque de queda.
El asesinato de Leiva ocurrió en la comunidad de Zacapa, departamento de Santa Bárbara, fronterizo con Guatemala, dijo Chávez a periodistas.
Sus asesinos, que cubrieron sus rostros con pasamontañas, le hicieron en total 16 disparos en presencia de su esposa Basilia Alvarez, agregó Chávez, también dirigente del poderoso gremio magisterial hondureño.

The New York Times: Gobierno interino de Honduras ha gastado 400.000 dólares en "lobby" en EEUU


Washington.- El gobierno interino de Honduras ha gastado al menos 400.000 dólares en una campaña de "lobby" de "alto perfil" en Estados Unidos para lograr apoyos en el Congreso, en vista de la postura condenatoria que asumió el gobierno de Barack Obama, afirma hoy el diario "The New York Times".

La campaña, sostiene el rotativo, ha tenido el efecto de "forzar a la administración a enviar señales mezcladas" sobre su posición ante el gobierno interino que, agrega, "las interpreta como signos alentadores".

En este sentido, el "Times" cita al editor de la publicación especializada en América Latina "Americas Quarterly", Chris Sabatini, según el cual si bien el gobierno estadounidense ha calificado de peligroso antecedente el golpe de Estado del 28 de junio en Honduras, a la vez, "para aplacar a sus oponentes en el Congreso, el Departamento de Estado ha enviado en ocasiones mensajes a legisladores expresando su apoyo a Zelaya en términos más equívocos", reseñó DPA.

La afirmación está en sintonía con el llamado que hizo el derrocado mandatario hondureño, Manuel Zelaya, la víspera, al comienzo de la Mesa de Diálogo en Tegucigalpa auspiciada por la Organización de Estados Americanos (OEA).

En un comunicado enviado a varias capitales hemisféricas, Zelaya reclamó a los "funcionarios del Departamento de Estado" que hagan valer "en su actuación y en sus declaraciones públicas", la "posición política" de Obama y de la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

"The New York Times" recuerda hoy que el fuerte lobby realizado sobre todo en Washington, y para el que han sido contratados bufetes de abogados y agencias de relaciones públicas con estrechos lazos con Clinton y el senador republicano y ex candidato presidencial John McCain, como el influyente lobbysta Lanny Davis, ha "retrasado dos nominaciones clave" del Departamento de Estado.

El diario se refiere al nombramiento del actual secretario de Estado adjunto para Asuntos Hemisféricos, Thomas Shannon, como nuevo embajador de Brasil, y del chileno Arturo Valenzuela para sucederle en el puesto clave en las relaciones del gobierno de Obama con América Latina.

Shannon forma parte de la misión de cancilleres y altos funcionarios de la OEA que la víspera participó en la instalación de la Mesa de Diálogo en Tegucigalpa.

En una audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado que analizaba su candidatura, a comienzos de julio, Valenzuela, hasta ahora director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, había definido los sucesos del 28 de junio en Honduras como un golpe de Estado "clásico" y apoyó decididamente la condena que emitió la Casa Blanca.

El portavoz adjunto del Departamento de Estado, Philip Crowley, confirmó la víspera en un encuentro con periodistas la congelación de las candidaturas de las dos "posiciones vitalmente importantes" para la política de Washington hacia el continente suramericano, si bien se mostró confiado en que ambas serán aprobadas "muy rápido", aunque no indicó fecha.

Además de "lobbystas" profesionales, el "New York Times" indica que el gobierno interino hondureño también ha logrado el apoyo en Washington de "altos ex funcionarios responsables de la política estadounidense en Centroamérica" en los años 80 y 90, "cuando la región luchaba con romper con las dictaduras militares y las insurgencias guerrilleras que definieron la Guerra Fría" en la región.

Entre ellos cita a Otto Reich, Roger Noriega y Daniel W. Fisk quienes, afirma el rotativo, "ven a Honduras como el principal campo de batalla en una lucha de poderes con Cuba y Venezuela".

Asimismo, agrega, cuenta con el apoyo decidido de senadores y congresistas conservadores, como el senador republicano de Carolina del Sur, Jim DeMint, quien la semana pasada viajó a Tegucigalpa, al igual que este lunes lo hizo la congresista IIleana Ros-Lehtinen, también repubicana.

En entrevista con la cadena Fox a comienzos de semana, DeMint criticó una vez más la condena oficial estadounidense al gobierno interino, que afirmó está en el poder de forma "constitucional".

Honduras es "probablemente nuestro mejor amigo en el hemisferio, el país más proestadounidense, pero estamos tratando de sofocarles para poner de nuevo en el poder a ese tirano que trató de extender su mandato y convertirse en otro (Hugo) Chávez", dijo DeMint sobre Zelaya.

También Ros-Lehtinen criticó de nuevo la postura de Washington al regresar de Tegucigalpa este martes.

"Estados Unidos ha centralizado su enfoque en Zelaya, y esto socava los críticos intereses de seguridad de los Estados Unidos y amenaza con arruinar los estrechos lazos que desde hace muchos años compartimos con el pueblo hondureño", sostuvo en una declaración.

El gobierno estadounidense ha apoyado hasta la fecha las gestiones de la OEA en la crisis hondureña y apoya el Acuerdo de San José como "mejor" solución al conflicto, a la par que ha indicado que "en las actuales circunstancias" no está dispuesto a reconocer las elecciones de finales de noviembre.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Honduras: Micheletti impidió el ingreso de un diplomático argentino

La Argentina acusó al gobierno de facto hondureño de impedir el ingreso de un funcionario nacional. Además, dijo que el nuevo Embajador designado no asumirá hasta que no se restablezca el orden constitucional


Crédito: EFE

"El Gobierno denuncia que en el día de la fecha (por ayer) las autoridades de facto impidieron el ingreso a Honduras de un funcionario diplomático argentino", denunció un comunicado de Cnacillería.

Según informaron fuentes oficiales a Infobae.com, esto constituye una "violación" del derecho internacional mientras que, por otra parte, indicaron en el gobierno de Micheletti hay una "dureza en el trato con algunos países, la Argentina entre ellos, pero también con México, Brasil y España".

Por otra parte, el comunicado destacó: "La República Argentina mantiene intactas sus relaciones diplomáticas con Honduras, a través de los legítimos representantes del Presidente José Manuel Zelaya Rosales".

"El Gobierno constitucional de Honduras dispuso el cese de funciones de la entonces Embajadora en la Argentina, Carmen Eleonora Ortez Williams", continuó.

Del mismo modo, el comunicado indicó que "la Embajada argentina en Tegucigalpa continúa brindando sus servicios, entre ellos la atención a los nacionales residentes, y recuerda que las autoridades de facto de Honduras deben respetar la inviolabilidad de la sede diplomática, así como los privilegios e inmunidades que le corresponden a los funcionarios en el marco de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas".

Por otra parte, recordó que respecto de los pretendidos "condicionamientos" para el retorno de los Embajadores acreditados o el envío de nuevos funcionarios diplomáticos a Honduras, la Argentina reitera que al frente de su Embajada en la República de Honduras se encuentra un Encargado de Negocios provisorio y que "el nuevo Embajador designado no asumirá funciones hasta tanto no se restablezca el orden constitucional en ese país, como se informara oportunamente".

Micheletti afirma que Zelaya es el culpable de violencia en Honduras


El gobernante de facto de Honduras, Roberto Micheltti, manifestó este miércoles que la llegada al país de Manuel Zelaya, presidente constitucional hondureño, ha creado un clima de violencia en la nación que antes no se había visto pues insiste que el mandatario ha hecho llamados a realizar actos vandálicos desde la sede de la embajada de Brasil.


"Saben muy bien que han habido días tranquilos, pero el regreso del señor Zelaya ha creado varios delitos como crear la intensión de que hayan asaltos a negocios, a empresas, afectados por la actitud de los grupos", expresó Micheletti ante la reunión que sostiene este miércoles con una misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) para mediar en el diálogo entre las partes.

Además justificó el cierre de dos medios de comunicación hace semanas e indicó que a través de éstos se llamó a la guerra en país; lo cual le llevó a tomar la medida de suspensión de garantías; pues, según Micheletti "todos tenemos derechos pero también deberes".

"El 80 por ciento de la población no quería que derogáramos el decreto porque aquí se ha sembrado el pánico; porque es indudable que aquí en Honduras no le tenemos miedo a otros países, EE.UU., Brasil, pero sí le tenemos miedo a Mel (Manuel) Zelaya y sus llamados a los conflictos", agregó el mandatario de facto.

Insistió en que antes de la llegada de Zelaya a Honduras el pasado 22 de septiembre, "aquí todo estuvo normal; esos fueron los días más tranquilos para la población y la gente en la calle lo dice".

"Debemos de hablar de algo serio. La verdad. Ni ustedes saben toda la verdad ni de repente quieren iniciar la verdad (...) A nosotros, ustedes nos enjuiciaron sin escuchar nuestras razones. Hemos hecho los esfuerzos incontables para que no haya un solo muerto en el país", expresó Micheletti quien también negó que las fuerzas militares fueran culpables de la muerte de algún ciudadano hondureño.

Enfatizó en la posición que mantiene su admiistración en demostrarle al mundo la clase de gobierno que tenían antes, cuando Manuel Zelaya estaba al mando del país, pues, según él, hubo una fuga de dinero que hasta ahora no se ha justificado. "Hoy están molestos con nosotros pero las pruebas están ahí. Esas cosas no se quieren ver y eso es lo que hemos pedido que se investigue: ¿Dónde están los fondos de Honduras?".

"Voy a garantizarle al mundo entero que a este país no se le pondrá el sello de corrupto mientras estemos gobernando", añadió.

Denunció que luego de lo ocurrido en Honduras el pasado 28 de junio, "la OEA condenó esto como un golpe de Estado en 20 minutos y no se nos escuchó."

Defendió lo que ha hecho en su gestión pues insiste en que han seguido lo que manda la Constitución hondureña, que se mantiene vigente desde hace 29 años y que no permite su modificación a través de una Asamblea Constituyente.

"La Constitución se hizo así y se protegió para que no hubiera una persona con la influencia de otros países en su cabeza para hacer una cosa de esta. Sólo queremos que se sepa la verdad", manifestó el gobernante ilegal y reiteró lo que en oportunidades anteriores ha expresado: "Si yo soy obstáculo, me hago un lado, pero también pido que se haga a un lado este señor (Manuel Zelaya, presidente constitucional de Honduras) que ha dañado la economía del país".

Dijo que el 80 por ciento de la población está atenta a lo que pasa en el país y su único objetivo son las elecciones que se van a realizar el 29 de noviembre y que "sólo se detendrán si nos invaden o nos atacan", expresó y alegó que esto no es su capricho sino un acto que ya estaba programado desde el pasado 2008 cuando se realizaron las elecciones primarias en la nación centroamericana.

"Yo no estoy aquí porque quiero sino porque la Constitución así lo ordena. Entonces aparezco yo, queriendo hacer las cosas bien, entonces nos cae el mundo encima. Los hondureños queremos hacer el cambio como la ley lo dice: El 29 de noviembre elecciones generales; en enero, entrega del poder y, por favor, les suplico que no vayan a dejar a nuestro país sin la posibilidad de reconocer sus elecciones", acotó Roberto Micheletti, presidente de facto de Honduras ante la misión de cancilleres de la OEA que visita este miércoles a Tegucigalpa.

Tras la intervención del gobernante de facto hondureño, el delegado de Brasil que intervino en la reunión de la OEA, denunció que "al presidente Zelaya no le ha sido dado el derecho a ser oído, lo que es un compromiso", establecido en la carta democrática.

"La manera como se ha impuesto al presiente Zelaya la decisión de la Corte Suprema, no es algo que se pueda aceptar como un acto normal de las autoridades públicas", reclamó.

"Si él hubiera cometido actos contrarios a la Constitución (...) y si fuera juzgado de una manera normal (...) nosotros no estaríamos aquí", consideró.

Previamente, intervino el secretario de la OEA, José Miguel Insulza, quien le expresó al presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, su preocupación por la situación humanitaria en la que se encuentra el mandatario constitucional, Manuel Zelaya, alojado desde hace semanas en la embajada de Brasil en condiciones precarias y alertó sobre las declaratorias de estado de sitio y restricción de garantías ordenadas por el Ejecutivo ilegtimo, sobre todo el cierre de dos importantes medios de comunicación televisivos.

"Un primer tema que nos preocupa es (el) del presidente Zelaya en la embajada de Brasil (...) ciertamente no está concebido como un lugar de residencia", dijo Insulza en la sede del Palacio de Gobierno, al inicio de una mesa de diálogo entre representantes del gobierno legítimo y de las autoridades de facto, para intentar encontrar una salida a la crisis política desatada por el golpe de Estado del pasado 28 de junio.

"Nuestra petición (es) que la permanencia de él ahí sea (...) mucho más llevadera, más razonable o, como una alternativa, la posibilidad que él se traslade a un lugar mas confortable, con más espacio", agregó el funcionario de la OEA.

Encuesta: La Amplia Mayoría de los Hondureños se Oponen al Golpe de Estado, Quieren a Zelaya de Vuelta

Por Al Giordano
Especial para The Narco News Bulletin
7 de octubre 2009

Finalmente, datos duros y confiables—proporcionados por una medición clara de cómo el pueblo hondureño ve al golpe de Estado del 28 de junio, al “presidente” Roberto Micheletti, al Presidente Manuel Zelaya y a la resistencia nacional civil.


Los datos de las encuestas—que hacemos públicos por primera vez aquí—muestran que la amplia mayoría de los hondureños (por un márgen de 3 a 1) se opone al golpe, se opone al “presidente” Micheletti por un margen de 3 a 1 y con una mayoría de 3 a 1 están a favor del restablecimiento de su presidente constitucional, Manuel Zelaya.

El 9 de febrero de este año, la Gaceta Oficial del gobierno hondureño, publicó la certificación otorgada por el Tribunal Supremo Electoral a una compañia encuestadora de Tegucigalpa, COIMER & OP (Consultores en Investigación de Mercados & Opinión Pública). La encuestadora fue certificada como una compañia legalmente autorizada para las elecciones del 29 de noviembre. El Tribunal inspeccionó la metodología encuestadora de la compañia, sus oficinas, y su personal, dándole el sello de aprobación y la luz verde para encuestar al pueblo hondureño.

Narco News ha obtenido los resultados completos de una reciente encuesta de COIMER & OP a 1470 ciudadanos hondureños mayores de 18 años, de hogares seleccionados al azar (solo se permitió a un encuestado por casa), proporcional a la población nacional, departamental y municipal, y adaptando otras medidas demográficas (sexo, edad, etcétera) del país. La encuesta se realizó entre el 23 y el 29 de agosto de este año. La encuesta tiene un margen de error del cuatro por ciento.

Este es el primer sondeo hecho público desde la encuesta de Gallup de julio, que mostró una pluralidad de hondureños que se oponían al golpe de Estado y a Roberto Micheletti, y asimismo, una pluralidad que quería a Zelaya de vuelta como presidente. Lo que es interesante de esta encuesta es que la oposición a Micheletti y al golpe, entre julio y finales de agosto se ha transformado de una pluralidad simple a una aplastente mayoría: evidencia que el movimiento de la resistencia civil pacífica ha funcionado eficazmente para despojar de legitimidad al régimen golpista. En la encuesta de finales de agosto, solo el 17. 4 por ciento de hondureños está a favor del golpe de Estado, solo un 22.2 por ciento cree que Micheletti debe permanecer en el cargo, y solo un 33 por ciento se opone a la restitución de Zelaya como presidente.

Y esos eran los números antes de que el impopular decreto de Micheletti de “estado de sitio” del 29 de septiembre comenzara a dividir aún más a sus seguidores.

Para los lectores en español, periodistas y analistas políticos, Narco News pone a disposición el informe completo y todas sus tabulaciones para su análisis.

Para los hablantes del inglés, traduciremos las preguntas de la encuesta y sus resultados en este enlace, agregando algunos análisis.

¿Esta usted a favor o está en contra del Golpe de Estado del 28 de junio pasado al Presidente Manuel Zelaya Rosales?

En contra del Golpe de Estado: 52.7%

A favor del Golpe de Estado: 17.4

No respondió: 29.9

Dejando de lado el porcentaje que “no respondió”, los porcentajes con una opinión revelan un impresionante 75 por ciento en contra del golpe, con solo un 25 por ciento a favor de él: un margen antigolpista de 3 a 1.

Mientras tanto, el “presidente” golpista Micheletti sigue siendo un hombre muy impopular entre los hondureños:

¿Debe seguir en el poder o dejar el poder el actual gobierno de Micheletti?

Micheletti debe dejar el poder: 60.1%

Micheletti debe seguir: 22.2

No respondió: 17.7

De entre todos los que expresan una opinión, los opuestos a Micheletti superan a sus simpatizantes con un margen cercano al 3 a 1.

Una mayoría clara apoya el regreso a la presidencia de Manuel Zelaya—el 60 por ciento de aquellos que expresan una opinión:

¿Apoya o no apoya el retorno de Manuel Zelaya Rosales a la Presidencia de la República?

Apoya el retorno: 51.6%

Está en contra del retorno: 33

No respondió: 15.4

Incluso la Resistencia Civil Nacional—difamada diariamente por los medios de comunicación pro-golpistas, representada de forma sensacionalista como fuera de la ley y como amenaza al orden civil—disfruta de un apoyo plural de la población hondureña:

¿Está de acuerdo on desacuerdo con las marchas de la Resistencia Nacional que se llevan a cabo en todo el país en oposición al Golpe de Estado?

Apoya las marchas: 45.5%

No las apoya: 41.8

No respondió: 12.7

Por un margen de más del 2 a 1, los hondureños ven a la policía y a los militares como muy represivos en contra de la resistencia nacional:

¿Cree usted que hay represión o no hay represión por parte del Ejército y la Policía Nacional en contra de las marchas de la Resistencia Nacional?

Si hay represión: 54.5%

No hay represión: 23.7

No respondió: 21.8

Cuando se les pregunta su opinión acerca de la represión, la importante mayoría de hondureños se opone a ella:

¿Está de acuerdo con la represión o condena esa represión que han hecho el Ejército y la Policía en contra de la Resistencia Nacional?

En contra de la represión: 65.6%

A favor de la represión: 8

No respondió: 26.4

Quitando a los que no respondieron, salta un 89 por ciento que se opone a la represión a la resistencia civil, incluyendo a muchos hondureños que no apoyan las marchas de la resistencia.

Aquí hay otra pregunta interesante y su resultado:

¿Quiénes promovieron y financiaron el Golpe de Estado que derrocó al Presidente Manuel Zelaya Rosales el sector político, empresarial, militar o el capital internacional? ¿Cuál de esos sectores cree usted que propició el golpe?

Todos los mencionados: 23.6%

Sector empresarial: 16

Sector político: 15

Ninguno de los mencionados: 9.5

Sector militar: 6.7

Capital internacional: 2.4

No respondió: 26.8

La encuesta de COIMER & OP revela también el escalofriante hecho sobre la libertad de prensa bajo el régimen golpista: que las dos estaciones nacionales de televisión y radio clausuradas por el régimen resultan ser las fuentes de noticias más confiables en el país, con mayor preferencia sobre cualquier otra difusora.

¿Por cuál Radionoticiero prefiere informarse sobre los sucesos del país?

Radio Globo: 23.4%

HRN: 22.4

Radio América: 13.7

Radio Cadena Voces: 0.7

Otras (locales) 10.3

No contestan: 29.5

¿Por Cuál Telenoticiero prefiere informarse sobre los acontecimientos del país a raíz del Golpe de Estado al Presidente Manuel Zelaya Rosales?

Canal 36 Cholusat: 18%

Canal 6: 15.9

TN5: 15.7

Abriendo Brecha: 10.7

Hable como Habla: 7.8

TVC: 7.3

Once Noticias: 3.7

Canales locales y regionales: 9.5

No responden: 11.4

La encuesta muestara también que solo el 53.9 por ciento de los hondureños leen el periódico, y que solo el 55.2 por ciento prefiere un diario en específico para inormarse sobre los acontecimientos del país:

¿Por cuál de los periódicos que circulan en el país prefiere informarse sobre los acontecimientos del país a raíz del Golpe de Estado contra el Presidente Manuel Zelaya Rosales?

La Prensa: 22.6%

La Tribuna: 12.2%

Tiempo: 9.9%

El Heraldo: 9.3%

El Libertador: 1.2%

No responden: 44.8%

Curiosamente, antes del 28 de junio, el diario Tiempo de San Pedro Sula era el cuarto periódico más leído en el país. Desde el golpe de Estado, ya ha superado a El Heraldo y está alcanzando al segundo lugar, La Tribuna—ambos de Tegucigalpa. Tiempo es el único diario de los cuatro que no ha ofrecido una versión deshonesta extrema pro golpista.

Los resultados de la siguiente pregunta debe indicar el por qué el régimen de Micheletti continua hablando tan fuertemente sobre las elecciones del 29 de noviembre, las que el resto del mundo ha expresado que no pueden ser reconocidas como justas y libres bajo las condiciones represivas impuestas por el régimen golpista. Sin embargo, la gran mayoría de los hondureños está todavía a favor de dichas elecciones:

¿Cree usted que deben realizarse o no deben realizarse las Elecciones Generales que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha programado para el 29 de noviembre próximo, sin que antes se haya resuelto la crisis institucional?

Si, deben realizarse: 66.4 %

No, no deben realizarse: 23.8%

No respondió: 2.9%

El 23.8 por ciento que se opone a que las elecciones se lleven a cabo antes de que la crisis sea resuelta, es en realidad un número muy alto comparado con la opinión pública general: Las elecciones son como mamá y el pastel de manzana. Solo un ciudadano con conciencia política muy alta podría dar el salto al entendimiento de que las elecciones justas y libres no son posibles bajo un régimen golpista, por tanto, se oponen a que se lleven a cabo. Me atrevería a arrojar una estimación de que ese 23.8 por ciento representa a los participantes del movimiento de la Resistencia Nacional, quienes han argumentado que no existen condiciones para celebrar elecciones libres, dado que el régimen golpista ha censurado y reprimido a todos los disidentes. Eso representaría una base extraordinariamente fuerte para seguir organizando.

Aquí hay algunas preguntas sobre esas elecciones:

¿Con cuál de los Partidos Políticos simpatiza o es miembro?

Partido Liberal: 38.5%

Partido Nacional: 28.5

Unión Democrática: 1.4

DC: 0.9

Candidatura independiente: 2.9

Ninguno: 21.5

No responde: 5.0

¿Votaría en las Elecciones Generales para elegir Presidente, Designados, Diputados y Alcaldes?

Si: 53.8%

No: 18.8%

Talvez: 12.5%

No sabe: 9%

No respondió: 3.5%

¿Que opinión tiene de las Candidaturas Independientes?

Buena Opinión: 51%

Mala Opinión: 16.2%

No respondió: 32.8%

Si las Elecciones Generales se realizaran hoy, ¿Por quién votaría para Presidente de la República?

Pepe Lobo (Partido Nacional): 28.2%

Elvin Santos (Partido Liberal): 14.4%

Carlos H. Reyes (Independiente): 12%

César Ham (Unión Democrática): 2.2%

Bernard Martínez (PINU): 1.2%

Felipe Ávila (Demócrata Cristiano): 1%

Ninguno: 24.7%

No respondió: 16.3%

Con esos números combinados, podemos ver que mientras el Partido Liberal de Zelaya sigue siendo el más popular, el candidato pro golpista nominado del mismo partido, Ellvin Santos, es rechazado por alrededor de dos tercios de los miembros de su propio partido. También podemos apreciar un interés muy bajo en participación electoral, con solo un 53.8% diciendo que van a votar. Y—debe de haber una solución negociada a tiempo si es que los movimientos de resistencia deciden participar en unas elecciones limpias (un muy grande “Si”)—el candidato independiente, Carlos H. Reyes, está muy bien posicionado para reemplazar al candidato del Partido Liberal como uno de los dos candidatos preferidos, la alternativa más viable a Lobo, especialmente si, como se ha hablado, el candidato del paritdo Unión Democrática, César Ham, se une en coalición con Reyes.

Pero, por supuesto, hablar es prematuro, ya que las condiciones no existen en la actualidad para unas elecciones libres y justas, y no está claro si existe tiempo suficiente para arreglar eso en 53 días.

Este cuadro mide la popularidad contra la calificación negativa, junto con la categoría intermedia:




Las figuras políticas más populares en el país son:

Presidente Manuel Zelaya: 44.7% (contra un 25.7% negativo)

Y:

La Primera Dama, Xiomara Castro de Zelaya: 42.6% (contra un 17.9% negativo)

Que gocen de la mayor popularidad comparada con cualquier otra figura nacional—después de una campaña de relaciones públicas masivas de anuncios en televisión y radio, durante todo el verano, y en los diarios pro-golpistas que retratan a Zelaya como el villano nacional—es también una indicación de la propia crisis de credibilidad de los medios de comunicación con el público.

Las figuras políticas menos populares en Honduras son los percbidos como los líderes del golpe:

“Presidente” golpista Roberto Micheletti: 56.5% negativo (con tan solo un 16.2% de aceptación)

El candidato del Partido Liberal, Elvin Santos: 45.2% negativo (con un 18.6% de aceptación)

Cardenal Oscar Andrés Rodríguez: 42.6 % (con 26.1% de aceptación)

General Romeo Vásquez: 40% negativo (19.1% de aceptación)

El candidato del Partido Nacional, Pepe Lobo: 34.1% negativo (30.5% de aceptación)

Curiosamente, el candidato independiente y antigolpista, Carlos H. Reyes es más popular (24.6%) que impopular (14.1%) así como las voces antigolpistas de los medios de comunicación, como Eduardo Maldonado de Radio Globo (31.4% positivo contra un 23.2% negativo) y Esdras Amado López del Canal 36 (23.5% positivo contra un 17.3% negativo). Ellos son, junto con los esposos Zelaya, las únicas figuras públicas que gozan de una muy significante aprobación de los hondureños.

El resultado final: La mayoría del pueblo hondureño se opone al golpe, se opone a Micheletti y una amplia mayoría se opone a la represión del régimen en contra de la resistencia nacional. Y una pluralidad apoya abiertamente al movimiento de la resistencia civil.

Así que cuando la Congresista Republicana Estadounidense, Ileana Ros-Lehtinen, emitió ayer un “comunicado” en twitter, afirmando que “nadie quiere a Zelaya de vuelta”, estaba muy, pero muy equivocada. Todos los que—desde el régimen, a la diáspora oligarca, a Lanny Davis y los consultores políticos estadounidenses a los que contrata, a los niños malcriados de algunos (no todos) expatriados estadounidenses en Honduras—repetían afirmaciones sin fundamento de que la mayoría de los hondureños estaban a favor del golpe, o apoyaban a Micheletti, o que se oponían al regreso de Zelaya, quedaron como tontos, y fallaron su intento de tener credibilidad. Ellos solamente inventaron todo eso, creyendo que seríamos tan ingenuos como para creerles. Pero aquí les hemos dado, finalmente, los números duros, ahora disponibles para todo el público.

Lo que es más, estos resultados explican por qué el régimen golpista y sus cámaras de comercio y otras organizaciones empresariales—las fuerzas en el país que pueden permitirse contratar una encuestadora—no han publicado los datos de sus propias encuestas: Debido a que también ellos, saben que la mayoría de los hondureños se les oponen, y que son menos populares que incluso el movimiento de la resistenci civil pacífica a la que ellos tratan con tanto desdén.

Se instaura diálogo en Honduras basado en plan Arias

Por Ignacio Badal y Miguel Angel Gutiérrez



TEGUCIGALPA (Reuters) - El Gobierno de facto de Honduras y representantes del depuesto presidente Manuel Zelaya iniciaron el miércoles negociaciones cara a cara mediadas por la OEA, desempolvando un viejo plan de salida a la crisis que había naufragado por pedir la restitución del mandatario.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, insistió en un discurso que la negociación deberá tener como punto de partida el "Acuerdo de San José", propuesto por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias.

Entre los principales puntos de esta propuesta figura la devolución de la presidencia a Zelaya, la formación de un Gobierno de unidad nacional y una amnistía sobre los delitos políticos para los involucrados en el golpe del 28 de junio.

Pero, las autoridades de facto han dejado claro que no están dispuestas a permitir el regreso al poder del mandatario, cuyo derrocamiento justifican por haber supuestamente violado la Constitución al intentar forzar la reelección presidencial.

Los delegados de las partes en pugna -tres por cada una- se sentaron a dialogar por primera vez a solas y acordaron una agenda común. El primer punto a discutir es el "Acuerdo de San José", dijeron a Reuters algunos de los delegados, sin profundizar.

Sin embargo, no hay señales de que el Gobierno de facto que encabeza Roberto Micheletti esté dispuesto a moverse de su rígida posición de no permitir el regreso de Zelaya.

SIN SEÑALES DE RESTITUCION

Micheletti dijo estar dispuesto a dimitir en caso de que él sea un obstáculo para solucionar la crisis, pero exigió en ese caso que también lo haga el mandatario depuesto.

"Ya lo dije una y 100 veces, yo me muevo, yo me retiro de aquí (...) pero que él (Zelaya) no insista", dijo Micheletti durante una reunión con Insulza y cancilleres de la OEA que incluyó al subsecretario de Estado estadounidense, Thomas Shannon.

El mandatario derrocado permanece en la embajada brasileña en Tegucigalpa desde que ingresó clandestinamente al país hace más de dos semanas, tras ser destituido y exiliado a la fuerza el 28 de junio.

El Gobierno de facto ha sido fustigado por la comunidad internacional, suspendido en la OEA y sufrido el corte de millonaria ayuda financiera.

Y espera dar una vuelta a la página con los comicios presidenciales convocados para fines de noviembre, aunque la comunidad internacional dijo que no reconocerá a los ganadores de ese proceso.

Micheletti dijo a la delegación de la OEA que en el país habrá elecciones a menos "que nos invadan".

"El objetivo al final son las elecciones que se van a protagonizar el 29 de noviembre (...) Solamente que nos manden un ataque y que nos invadan, es la única forma que nos van a detener", dijo un desafiante Micheletti.

Pero Shannon, el primer enviado del Gobierno de Barack Obama en lo que va de la crisis, retrucó: "Estas elecciones deben ocurrir en un contexto que refleje nuestro amplio compromiso con la democracia y la constitucionalidad".

ZELAYA DESCONFIA

Zelaya se ha mostrado desconfiado de la disposición del mandatario de facto de negociar e insistió en que toda solución debe pasar por su vuelta a la presidencia, un punto que hizo naufragar negociaciones previas en Costa Rica.

"Micheletti no tiene ninguna intención de entregarle la presidencia otra vez a Zelaya", dijo el analista político y ex candidato presidencial hondureño Juan Ramón Martínez.

Horas antes de que se instalara la mesa de diálogo, unos 300 manifestantes pro Zelaya intentaron marchar desde la embajada de Estados Unidos hasta la sede diplomática de Guatemala, donde el martes se asiló un grupo de indígenas.

Pero la policía los dispersó con gases lacrimógenos mientras coreaban "OEA, OEA, auxilio OEA".

Un portavoz del hospital Escuela dijo que dos heridos fueron atendidos, uno por bala de goma y otro por el impacto de bombas lacrimógenas.

"El diálogo se está iniciando con malos augurios por la represión, cancelación de medios y por la manipulación de hasta el programa que se está implementando", dijo Zelaya en declaraciones difundidas por el canal de televisión Telesur.

De todas maneras, el diálogo continuará el jueves.

El depuesto mandatario, de 57 años, se reunió el miércoles con sus representantes para el diálogo en la embajada brasileña, donde se encuentra recluido mientras decenas de militares y soldados rodean el edificio.
(Reporte adicional de Gustavo Palencia y Frank Daniel en Tegicugalpa y Silene Ramírez en Santiago. Editado por Pablo Garibian)

Micheletti dice a OEA sólo invasión pararía comicios


TEGUCIGALPA (Reuters) - El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, dijo el miércoles a una misión de cancilleres de la OEA que en noviembre habrá elecciones presidenciales a menos "que nos invadan".


La advertencia fue lanzada por Micheletti durante una nueva instancia de diálogo para intentar zanjar la crisis política derivada del golpe de Estado del 28 junio que derrocó al presidente Manuel Zelaya.

Los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) han dicho que no reconocerán al ganador de los comicios si antes no se restituye a Zelaya, refugiado actualmente en la embajada de Brasil en Tegucigalpa.

"El objetivo al final son las elecciones, que se van a protagonizar el 29 de noviembre (...) Solamente que nos manden un ataque y que nos invadan, es la única forma que nos van a detener", dijo desafiante Micheletti a los cancilleres de México y Costa Rica, entre otros, además del secretario general del organismo, José Miguel Insulza.

Micheletti, que asumió el mismo día en que Zelaya fue sacado del país por militares hacia San José, dijo estar dispuesto a dimitir en caso de que él sea un obstáculo para solucionar la crisis, pero exigió en ese caso que también lo haga el mandatario depuesto.

"Ni ustedes saben toda la verdad ni quieren saber toda la verdad", reprochó Micheletti a la delegación de la OEA, que inició el miércoles una ronda de diálogo basada en un plan del presidente costarricense, Oscar Arias, que fracasó meses atrás e incluye la restitución de Zelaya.

(Reporte de Miguel Angel Gutiérrez, escrito por Anahí Rama. Editado por Silene Ramírez)

OEA defenderá solamente la restitución del gobierno de Manuel Zelaya



El secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, enfatizó este miércoles al inicio de la mesa de diálogo en Honduras, que el organismo sólo abogará y defenderá el camino de la restitución constitucional del Gobierno de Manuel Zelaya, tal como lo avala el Acuerdo de San José.

Insulza señaló que "la integración política es la mejor muestra de nuestro cariño y de la unión por su pueblo" y resaltó que sólo aceptarán la institucionalidad democrática a través de un proceso de diálogo "que tiene como propósito superar la crisis política en que se encuentra el país desde el 28 de junio pasado".
Agregó que la actual situación no puede prolongarse y por el contrario es necesario normalizar la vida de Honduras cuanto antes.
Insulza aseguró que rechaza toda acción tras un golpe de Estado y defiende la restitución de la normalidad democrática.
"A nadie le conviene el estado de excepción, toque de queda, (...) no nos conviene el estado actual de las cosas", destacó el secretario general de la OEA.
Insistió en la urgencia de diálogo para salvar divisiones, "evitar que los hondureños sigan pagando lo ocurrido", además instó a garantizar que las elecciones del próximo 29 de noviembre se logren adecuadamente para encauzar el control democrático.
"Esperamos que en este diálogo se consideren los puntos de la propuesta del acuerdo de San José para restablecer la democracia y el Gobierno".
Se refirió a los cinco aspectos claves del acuerdo de San José para lograr todos los objetivos propuestos:
"Primero: restablecimiento del presidente elegido por el pueblo hondureño; segundo: formación de un Gobierno de unidad nacional; tercero: garantías para el presidente y otras autoridades de que no existirán nuevas alternativas de reforma constitucional; cuarto: amnistía de delitos políticos ocurridos en los últimos días de junio; y quinto: mecanismos de protección internacional necesarios para llevar a efecto todo lo anterior", aseveró.
Asimismo señaló algunos requisitos políticos y de procedimiento a tener en cuenta como restablecimientos de las garantías constitucionales, la restitución de todos los miembros de prensa interrumpidos, garantía para Manuel Zelaya de sus condicones de vida y trabajo, llamado a las delegaciones facultadas para optar a acuerdos vinculantes, compromiso de todos para evitar alteraciones del orden público y la elaboración de una agenda común con disposición a discutir todos esos puntos.
"Creemos que ustedes quieren el bien de Honduras y la reconciliación nacional, los llamamos a actuar sin intenciones ocultas, dejar de lado propios intereses y estar en pro del beneficio de su patria", finalizó José Miguel Insulza.
Al inicio de la instalación el canciller de facto, Carlos López, comenzó las intervenciones instando a Zelaya a llamar a sus partidarios a frenar las manifestaciones por supuestamente "generar violencia y alterar el orden público y dejó clara la posición del régimen de no restituir al mandatario legítimo.
Por su parte, Víctor Meza, ministro de Gobierno, exortó a Roberto Micheletti a firmar el Acuerdo de San José y recordó que el documento está avalado por la comunidad internacional y los organismos internacionales que la conforman.

Zelaya: el diálogo ha comenzado con malos augurios



Tegucigalpa, 7 oct (PL) El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, denunció hoy la represión del régimen de facto contra universitarios que participaban en una manifestación antigolpista, el mismo día de la llegada de una misión de la OEA.

"El diálogo se está iniciando con malos augurios", dijo Zelaya en conferencia de prensa en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentra desde su retorno al país el 21 de septiembre.
El mandatario legítimo lamentó el ataque de las fuerzas del ejército y la policía contra jóvenes que se manifestaban de manera pacífica en la avenida de los Cancilleres.
Este hecho, unido al cierre de medios de prensa, demuestra que quienes usurparon el poder no tienen la menor intención de revertir el golpe, dijo.
Zelaya reconoció el esfuerzo de la comunidad internacional para propiciar la salida a la crisis por la vía del diálogo, pero expresó su desconfianza acerca de las verdaderas intenciones de los golpistas.
Reiteró que cualquier solución al conflicto pasa por su regreso al poder, y, en ese sentido, reiteró que si no hay una restitución en la presidencia antes del 15 de octubre automáticamente quedará sin valor ni efecto el calendario electoral.
La misión de la OEA, que hoy llegó al país, ya instaló la mesa de diálogo entre representantes del gobierno constitucional y del régimen golpista.
La delegación del gobierno de Zelaya está integrada por sus ministros de Gobernación y Trabajo, Víctor Meza y Mayra Mejía, respectivamente, así como por el coordinador del Frente Nacional contra el Golpe de Estado, Juan Barahona.
Mientras, la representación del jefe del régimen, Roberto Micheletti, está conformada por Vilma Morales, ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia; Armando Aguilar, director del Banco Central; y el empresario Arturo Corrales.

La OEA se la juega en Honduras

Fabrícia Peixoto
BBC Brasil, Brasilia


La llegada de una misión oficial de la Organización de Estados Americanos (OEA) este miércoles es considerada por representantes del gobierno brasileño como una prueba de fuego" para resolver la crisis política que ya dura más de cien días.

Este es el primer encuentro oficial entre el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y del presidente interino de Honduras, Roberto Micheletti, desde que el presidente Manuel Zelaya fue expulsado del país.

Los dos se encontraron de forma secreta hace algunos días en una base militar en territorio hondureño, pero no llegaron a discutir la restitución de Zelaya.

"Todas las fichas se juegan en el encuentro del miércoles", dice un diplomático brasileño.

"Hay señales de que estamos más cerca de un acuerdo y la misión de la OEA es, ciertamente, una prueba de fuego", opina la misma fuente.

Insulza llega a Tegucigalpa acompañado por embajadores del OEA, entre los que se encuentra el representante brasileño en la institución, Ruy Casaes.

La delegación cuenta también con representantes diplomáticos de diez países, entre ellos cinco cancilleres.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, no acompañará la misión en Tegucigalpa.

La embajada de Brasil aloja a Zelaya desde su regreso, el pasado 21 de septiembre.

Según fuentes del palacio de gobierno, la participación del canciller brasileño "podría parecer inapropiada" porque Brasil está “directamente implicado” desde que Zelaya llegó a la embajada brasileña.

"Preferimos dejar la misión para otros países considerados neutros desde el punto de vista del gobierno interino, como Costa Rica o El Salvador", dijo un miembro del cuerpo diplomático de Brasil.

Innegociable

La expectativa del gobierno brasileño y también de la OEA es que el Plan Arias, principal propuesta de solución negociada sobre la mesa, pueda ser modificado para facilitar un acuerdo.

Hay puntos del plan, sin embargo, que se consideran “innegociables.”
En una entrevista con BBC, el embajador Casaes dijo que la OEA descarta ceder en el punto de la restitución de Zelaya al poder antes de las elecciones.

Otro punto esencial, según él, es la amnistía política.

La estimación del gobierno brasileño es que un "nuevo Plan Arias" depende básicamente de dos factores: de una mayor disposición de Micheletti a salir del atolladero –porque estaría perdiendo apoyo interno- y también de la "habilidad política" de Insulza.
"Estamos en un punto de las negociaciones en que la OEA tiene un papel crucial. Es tarea de Insulza saber tejer un acuerdo que sea digerible para las dos partes", dijo a BBC otra fuente gubernamental de Brasil, que considera al secretario general de la OEA un político "extremadamente habilidoso".
Dicho esto, también es fuerte en el seno del gobierno brasileño la sensación de que el gobierno interino empieza a ceder, y así se percibe, por ejemplo, el hecho de que Micheletti haya admitido el "error" de expulsar a Zelaya del país y haya suspendido el estado de sitio.
Pero una de las preocupaciones de Brasil es la proximidad de las elecciones presidenciales en Honduras, previstas para el día 29 de noviembre.

Afrenta

Hace cerca de diez días, se negó la entrada a Honduras a una misión anterior de la OEA, a pesar de haber recibido el aval del gobierno interino.
El episodio fue considerado una "afrenta" por la organización, según el gobierno brasileño. De acuerdo con esa misma fuente, el viaje de Insulza a Tegucigalpa estaba condicionado a una mejora del escenario político, es decir, a un ambiente más propicio para el acuerdo.
"El objetivo principal es el acuerdo en Honduras. Pero también estamos hablando del prestigio de la OEA", dijo el diplomático consultado por BBC.
El embajador Roy Casaes dijo que el rol de la organización también está "en juego" con esta misión. La semana pasada, Casaes había dicho que la OEA estaba "encaminada cada vez más hacia un absoluto estado de irrelevancia" en el caso de Honduras.

Zelaya denuncia plan para prolongar el golpismo


Tegucigalpa, 7 oct (PL) El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, alertó hoy a la comunidad internacional sobre la existencia de un plan del régimen golpista para prolongar su permanencia en el poder.

Zelaya exigió a la misión de la OEA, que este miércoles llegó al país, no caer en la trampa del jefe del régimen de facto, Roberto Micheletti, quien trata de ganar tiempo para mantenerse en el cargo por más de 100 días.
El mandatario legítimo se pronunció a favor del diálogo para resolver la crisis, pero expresó su desconfianza acerca de las verdaderas intenciones de quienes usurparon el gobierno.
"Micheletti se ha olvidado del Acuerdo de San José y pretende a través de maniobras iniciar otro plan como mecanismo para dilatar y evadir los mandatos del pueblo y de la comunidad internacional", denunció Zelaya.
Recordó que el acuerdo plantea como primer punto su reposición en el cargo, lo cual â�"dijo- debe hacerse efectivo antes del 15 de octubre para poder celebrar los comicios del 29 de noviembre.
Delegaciones del gobierno constitucional y de los golpistas se reunirán hoy aquí en presencia de la misión de la OEA que trata de encontrar una salida pacífica a la crisis creada tras el cuartelazo del 28 de junio.
Juan Barahona, dirigente del Frente Nacional contra el Golpe de Estado e integrante de la delegación, afirmó que la solución del conflicto pasa inexorablemente por la restitución de Zelaya en la presidencia.

"Creo que todavía hay una salida pero no la veo cerca", afirma Zelaya



Tegucigalpa, 6 oct (EFE).- El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dijo hoy que cree que todavía hay una salida a la crisis política que vive su país, pero que no la ve cerca, aún cuando hay un diálogo convocado para mañana por el gobernante de facto, Roberto Micheletti.


"Creo que todavía hay una salida pero no la veo cerca", expresó Zelaya a la radio HRN, en comunicación telefónica desde la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde permanece desde el 21 de septiembre pasado.

Zelaya afirmó que el régimen de facto de Micheletti está empecinado "en llevar a este país a un precipicio" y que "no les importa en ese afán que tienen".

Agregó que al no ser restituido como presidente de Honduras, el proceso en marcha para las elecciones generales del 29 de noviembre próximo "va a ser sumamente convulsionado", y que "la gente no acepta ir bajo un régimen dictatorial a unas elecciones porque es un fraude".

"Van a engañar a la gente, van a poner otro presidente y después lo va volver a quitar Micheletti con Romeo Vásquez", el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.

"Eso es inaceptable, así es que la restitución es la única salida", reiteró Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio pasado y enviado a Costa Rica.

Zelaya habló de su restitución en el poder minutos después de que Micheletti convocó hoy al diálogo sobre la crisis política del país que se instalará mañana en presencia de la misión de cancilleres de países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Yo soy una solución, yo no soy un problema, yo soy una solución para el pueblo y soy una solución para los mismos dictadores que no hallan qué hacer con esta dictadura", enfatizó Zelaya, quien asumió el poder el 27 de enero de 2006 para un período de cuatro años.

También reiteró que es con su "restitución" que se puede lograr "la salida" a la crisis política hondureña, y advirtió que en caso de que eso no ocurra, "los códigos penales internacionales van a actuar sobre Micheletti y sobre Romeo Vásquez".

"Mi restitución resuelve el problema de la paz en el país", dijo Zelaya, quien además acusó a Micheletti de pretender "irse a unas elecciones tipo Afganistán, con el pueblo convulsionado, con los medios de oposición clausurados, con la gente revuelta, (para) que salga un gobierno débil y jugar con eso con Honduras".

Zelaya advirtió que en Honduras "se está estableciendo una maniobra para seguir engañando" al pueblo, pero que "a la comunidad internacional no la van engañar".

Dijo que debe haber un diálogo sincero y honesto para que hayan elecciones, en las que gane el mejor y todos puedan competir abiertamente.

"Eso es lo que esperan las naciones del mundo y eso es lo que espera el pueblo, pero eso no es lo que quiere el señor Micheletti", expresó Zelaya.

Añadió que "el 90 por ciento" de los miembros de la comisión de la OEA que llegará mañana a Honduras "se van a ir con las manos vacías", porque él conoce "las personas que asumieron estos cargos (el poder) y están empecinados en sostenerse a sangre y fuego".

"Yo he alertado a la comunidad internacional sobre esto y espero que mañana, si Dios quiere, si Dios les ilumina algo de corazón que les queda, rectifiquen para que no le sigan haciendo daño al país, ni el desafío que han hecho a la comunidad internacional, yo soy un hombre de fe", dijo Zelaya.

UE podría negociar acuerdo con Centroamérica sin Honduras: diplomático


PANAMA (AFP) - Las negociaciones para un Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (UE) podrían reanudarse sin Honduras para que finalicen en diciembre o enero de 2010, declaró este martes un diplomático europeo.


Las negociaciones entre ambos bloques están suspendidas tras el golpe de Estado en Honduras que derrocó al presidente Manuel Zelaya el 28 de junio.

Si la crisis hondureña continúa "queda la posibilidad de un cambio de mandato sin Honduras, excluyendo a Honduras por el momento hasta que esté en estado de asociarse", dijo en Panamá el embajador de la Comisión Europea para Centroamérica, Mendel Goldstein.

Esta posibilidad "depende mucho de lo que quieran hacer con el acuerdo o la negociación el resto de socios centroamericanos", indicó el diplomático a periodistas.

Ambos bloques esperaban culminar las negociaciones con los centroamericanos a fines de año para firmarlo a comienzos de 2010, durante la presidencia española de la UE.

El parlamentario europeo José Ignacio Salafranca también opinó este martes en Tegucigalpa que la UE podría concluir las negociaciones con los centroamericanos sin Honduras.

"No deben pagar justos por pecadores, si no hay una solución (en Honduras), el Parlamento (Europeo) podría cambiar su mandato" para que sigan las negociaciones con el resto de Centroamérica, dijo Salafranca, jefe de una delegación parlamentaria que visitó Honduras.

Según Goldstein, la intención era tener listo el acuerdo en la cumbre que habrá en mayo de 2010 en Madrid entre América Latina y la Unión Europea, pero eso será "muy difícil" de no darse una pronta solución a la crisis hondureña.

Goldstein también dijo que la UE analizará este mes una propuesta de Panamá de integrarse a las negociaciones del acuerdo, pese a no formar parte de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

Dijo, sin embargo, que si Panamá no se integra a la SIECA "habría que negociar bajo qué condiciones" podría sumarse a las conversaciones del acuerdo entre ambos bloques.

"Claro que va a ser un poco más difícil convencer a los otros socios centroamericanos (de que Panamá no adhiera al SIECA) y al mismo tiempo salir de otro organismo de la integración", como el Parlamento Centroamericano, dijo.

"Creo que Panamá debería buscar una forma de satisfacer a sus socios en la región. Porque difícilmente uno puede causar problemas a los demás y pedir otra cosa", agregó sobre la intención panameña de salirse del parlamento regional.

Comunicado del gobierno de Zelaya en la Resistencia: Derogado decreto ilegal golpista

COMUNICADO


DEROGADO EL DECRETO ILEGAL MEDIANTE EL CUAL LA DICTADURA DE ROBERTO MICHELLETI SUPRIMIO LOS DERECHOS DEL PUEBLO, EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL, JOSE MANUEL ZELAYA ROSALES, SE MANIFIESTA DE LA SIGUIENTE MANERA:

1. Exige a la dictadura:

■LIBERTAD INMEDIATA PARA LOS PRESOS POLITICOS INCLUYENDO LOS CAMPESINOS DETENIDOS QUE COSTODIABAN SUS EXPEDIENTES EN EL INA.

■CESE INMEDIATO A LA REPRESION DEL PUEBLO QUE RESISTE, Y

■APERTURA INMEDIATA DE RADIO GLOBO Y CANAL 36, restituyendo las frecuencias y los equipos decomisados.

Ya que al amparo del ilegal decreto tuvieron lugar estas acciones violatorias de los derechos y libertades del pueblo y medios de comunicación en resistencia que se pronuncian a favor del retorno al orden constitucional.

2. Reafirma que Roberto Micheletti continúa burlándose del pueblo hondureño, al manifestar que deroga plenamente el ilegal decreto, después del daño ocasionado a los derechos y libertades individuales.

3. Exhorta a los cancilleres que llegarán a nuestro país, en las próximas horas, a que estén alertas para NO caer en las maniobras del régimen golpista poniendo en entredicho la alta dignidad de los pueblos que representan.

4. Advierte que la obstinación de NO entregar el poder al legítimo Presidente, profundiza cada día la crisis y pone en peligro inminente el proceso electoral.

5. Reafirma la vigencia y respeto de los principios que han motivado la lucha y llama al pueblo hondureño que continué en resistencia hasta derrotar el régimen de facto.

GOBIERNO DEL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE HONDURAS
JOSE MANUEL ZELAYA ROSALES
Tegucigalpa 6 de octubre 2009

martes, 6 de octubre de 2009

Los poderosos jefes del Golpe en Honduras

Ricardo Arturo Salgado



Hoy parece que el gobierno de facto de Honduras es un campeón de la paz, y su vocación de dialogo deja atónitos a todos aquellos que mas de una vez vimos de cerca la brutalidad con que las fuerzas fascistas reprimían y asesinaban al pueblo indefenso. Sin embargo, esta solo es una fachada que esta montada sobre la base de una campaña estructurada por obscuros personajes que están lejos, muy lejos de la realidad nacional.

La derogación ficticia del decreto de estado de sitio es la mejor muestra de que la voluntad de dialogo del régimen espurio solo es parte de una gran ofensiva mediática preparada por la empresa Chlopak, Leonard, Schechter & Associates, que fue contratada por Micheletti y sus secuaces para levantar el perfil del desprestigiado gobierno usurpador. Hasta el momento, a pesar de haber derogado el decreto mencionado, no han devuelto el equipo de radio globo o Canal 36. Paralelo a esta derogación hicieron un decreto, menos publicitado, destinado a amordazar a estos medios cuando vuelvan a transmitir.

En la misma dirección encontramos la campaña que han emprendido contra el periodista David Romero de radio globo, quien en un momento de ofuscación por la descarada intervención israelita en la represión y la tortura, emitió un comentario desafortunado sobre el pueblo judío, pero que no da para las dimensiones que ahora le otorga la prensa golpista local e internacional. Aparte de las disculpas de Romero, las circunstancias por las que atraviesa el país son de lejos mas graves que ese comentario.

La empresa en cuestión tiene un historial inclinado a las causas de la derecha latinoamericana, y entre sus clientes cuenta con ilustres personajes, como el Colombiano Álvaro Uribe, o el brasileño Fernando Enrique Cardoso (quien siendo ex presidente de Brasil es un contacto crítico para el trabajo actual de esta empresa en Honduras). Otro cliente ilustre es el Banco Mundial.

Schechter, uno de los socios de la firma parece mantener malas relaciones con el presidente Obama quien ha mantenido una posición contraria al golpe de estado. Las relaciones de Schechter pasan por Gonzalo Sánchez de Losada que fue expulsado del poder en Bolivia en 2003 debido a su implicación en una masacre de campesinos. Sin duda la base de clientes comparte las mismas pasiones por la corrupción, la represión y la impunidad.

Gracias a informaciones del departamento de justicia de los Estados Unidos se conoce a las personas que asisten a Schechter con la “cuenta” de los golpistas hondureños que incluyen a Sharon Castillo y Juan Cortiñas-Garcia. Castillo trabajó antes como corresponsal de Univisión, y luego como directora de medios de comunicación especializados y portavoz de la campaña Bush-Cheney.

Mientras tanto Cortiñas-Garcia, además de trabajar para la conspiración fascista en Honduras, trabaja para el proyecto Camisea en el Perú relacionado con un gasoducto.

El trabajo de estos selectos personajes coordina la campaña del “dialogo”, aunque hasta ahora los golpistas son los únicos que hablan abiertamente de un proceso que solo sucede frente a las cámaras de televisión y los micrófonos de las radios. Al mismo tiempo, el presidente Hondureño, insiste una y otra vez sobre la falta de comunicación total con el los delincuentes usurpadores.

Esta campaña, posibilitó la venida de los De Mintt, la loba Ross-Lethinen y los Diaz-Balart. Por cierto, que estas venidas han provocado sendas aclaraciones del departamento de estado yankee sobre la posición oficial de los Estados Unidos frente al golpe.

Estas visitas no son casuales. Además de ser parte de la campaña montada por la empresa antes mencionada, todo forma parte de una conspiración dirigida por el halcón Lewis Anselem, (representante adjunto de Estados Unidos en la OEA, que llamo idiota al presidente Zelaya). Este peligroso individuo prestó servicios de inteligencia contra los pueblos de Guatemala, El Salvador y Panamá, durante los años de la guerra fría.

En Guatemala fue cómplice de la violación de una monja por lo que fue premiado con ubicaciones diplomáticas clave en el oriente medio y América Latina. Como es de suponer, también participo en el intento de golpe en Venezuela en 2002. Todo esto le ha valido un sinnúmero de condecoraciones y premios de su país, incluyendo su nombramiento en la OEA en 2008.

Este individuo es, según comentarios al interior de la política externa gringa, un rival de la secretaria de estado Clinton, quien siendo primera dama recibió en la casa blanca a la monja violada, asegurando que estaba segura que esta decía la verdad cuando acusaba a Anselem.

Esta claro para todos que el golpe de Honduras no fue resultado de una conspiración súbita, sino mas bien producto de una larga planificación con orígenes en las mas altas esferas de la administración Bush, donde incluimos a Anselem. Este señor maniobra hábilmente hoy contra la administración Obama y a favor del gobierno golpista.

Anselem es el culpable directo de bloquear las acciones de la moribunda OEA en torno a la situación de Honduras. Dado que este es uno de los gestores de la asonada en honduras, hoy prepara la salida de los golpistas tratando de que los mismos “negocien” desde un punto de fuerza. Su objetivo mas claro una amnistía general para todos estos criminales.

A esta altura, cuando el mundo tiene claro que todos estos sujetos son culpables de delitos de lesa humanidad, la salida rápida, manteniendo en alto los fusiles, y antes de la acción de la ONU, es mas que conveniente, dada la gravedad de sus crímenes.

En cualquier caso, el pueblo hondureño no acepta ni aceptará nunca una amnistía que perdone los asesinatos, las violaciones, las torturas, los encarcelamientos, las palizas que nos han propinado por 3 meses ante la vista y paciencia de muchos, y la complicidad activa de Anselem. Clinton y el mismo Obama, para quienes nosotros solo somos estadísticas, de las que pueden disponer.

Por una cuestión de dignidad no debemos permitir nunca que estos asesinos sean premiados con el perdón.

Hasta la victoria siempre

Canciller hondureña afirma que gobierno de facto está vencido "por el pueblo y por la historia"


La canciller legítima de Honduras, Patricia Rodas, manifestó este martes que la derogación del estado de sitio por parte del régimen de facto hondureño demuestra que "ya saben que están vencidos por nuestro pueblo y por la historia".


En entrevista exclusiva cedida a teleSUR desde Washington, Estados Unidos, la jefa de la diplomacia hondureña indicó que, con esta acción, el gobierno de Roberto Micheletti intenta demostrar, ante el grupo de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) que llegará este miércoles a Tegucigalpa, que tiene capacidad de tolerancia; "que los muertos son fantasía, que los presos son sencillamente una casualidad y que su voluntad de diálogo se mantiene".

"Yo quiero creer que ya saben que están vencidos por nuestro pueblo y por la historia; y eso no es capacidad de diálogo. Eso es, sencillamente, admitir una derrota histórica", dijo Rodas y expresó que el presidente constitucional, Manuel Zelaya, y el pueblo hondureño "sí tiene capacidad de diálogo" y están dispuestos a sentarse con la parte que resulte vencida en toda esta situación.

Según Rodas, el régimen de Micheletti impuso un estado de sitio por temor a la fuerza del pueblo hondureño que se ha mantenido de forma pacífica en resistencia al golpe de Estado ocurrido el pasado 28 de junio. "Nuestro presidente llegó a Honduras pacíficamente y el régimen respondió con golpes hacia nuestro pueblo", dijo.

Este miércoles llegará a Tegucigalpa una misión de cancilleres de la OEA para ponerse en contacto con representantes tanto del Gobierno legítimo de Honduras como de los sectores que promovieron el golpe de Estado.

Durante la entrevista, la canciller legítima de Honduras indicó la importancia de llevar a esa mesa de diálogo a la resistencia hondureña, pues cree que "si la resistencia no fuera parte de esa mesa, el diálogo no existe en Honduras".

Para Rodas, el diálogo tiene dos figuras principales que le pueden dar legitimidad al diálogo en Honduras que son la resistencia nacional contra el golpe de Estado y el presidente constitucional Manuel Zelaya; pues ambas resumen la legitimidad política, institucional, jurídica y social; "eso es lo que le da legitimidad a los resultados de un diálogo".

La canciller informó que el gobierno de facto se ha reunido con algunos miembros del gabinete constitucional, quienes han planteado claramente cuales son las condiciones que el presidente Zelaya impone para el diálogo.

Sin embargo, la preocupación del gabinete de gobierno constitucional es que no le han permitido acercarse al presidente Zelaya para recibir instrucciones y saber cuáles son los planteamientos que deben llevar a las mesas de diálogo a instancias de la OEA.

Insitió en que el presidente Zelaya ha debido ser restituido poco después del golpe de Estado pues las organizaciones internacionales y todos los países del continente han mostrado su rechazo ante el régimen de facto que actualmente gobierna a Honduras e insistió que esa situación debe ser revisada en la reunión que sostendrán los cancilleres de la OEA con las partes involucradas en el conflicto.

Respecto al Acuerdo de San José, propuesto por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, como primer mediador del conflicto interno del país centroamericano, manifestó que éste se ha convertido en una "cócora" (algo impertinente) que les ha impedido tener una posición creativa frente a la situación actual de Honduras y criticó que en sus puntos no se hayan incluido aspectos como los que actualmente ocurren en territorio hondureño.

"El Acuerdo de San José no establece en ninguna de sus partes que el Presidente de la República debería estar en Honduras coadyuvando a la búsqueda de nuevos procesos para la paz y la concordia y para volver al riel constitucional. Sin embargo nuestro Presidente retornó a Honduras simplemente para facilitar que las posiciones de diálogo se abrieran", comentó.

Por otro lado destacó que el Acuerdo habla de diálogo entre partes sin tomar en cuenta que las partes "son el pueblo hondureño; las representaciones sociales del pueblo hondureño"; sin embargo indicó que este texto es un instrumento para acercar posiciones que evidentemente están en conflicto y que no pueden tener una resolución violenta y que, además, es apoyado por la comunidad internacional que también "ha coadyuvado a este proceso y nosotros creemos que cualquier contribución sirve".

Resaltó que aún existe lugar para una Asamblea Constituyente en Honduras pues dice que todavía hay espacio para todas las transformaciones sociales y económicas que hacen falta.

"Queda lugar para construir una sociedad; esa a la que tanto temen los grupos de poder económico; aquella que con verdadera justicia puede eliminar la pobreza, la extrema pobreza y las desigualdades y construir una sociedad donde los recursos de la producción y los recursos necesarios para la subsistencia humana estén en manos de todos los hondureños y las hondureñas", dijo Rodas.

Finalmente indicó que marcharán hacia un proyecto de transformación profunda y definitiva "a través del marco jurídico institucional (...) de los paradigmas de la democracia y de los paradigmas de convivencia humana que es lo que nos lleva a la tolerancia, el respeto, la convivencia, la pluralidad, etc."


"La Asamblea Nacional Constituyente será construida en Honduras y el marco jurídico institucional del país va a ser transformado totalmente para lograr que ya las clases y los grupos de poder económico mediático y político, no vuelvan a tener la posibilidad de concentrar todo el poder de sobreexplotar a nuestro pueblo y de silenciarlo", sentenció la canciller legítima de Honduras, Patricia Rodas.