sábado, 3 de octubre de 2009

Detrás de la Cortina del Régimen Golpista

Por Al Giordano

Especial para The Narco News Bulletin
3 de octubre 2009


En días recientes leyendo los cables de prensa internacionales desde Honduras, muchos dan la impresión de que el “presidente” golpista Roberto Micheletti, ha levantado el decreto del pasado domingo en que suspendía las garantías constitucionales de libertad de expresión, prensa, reunión, tránsito y debido proceso.

Eso no ha sucedido. El decreto, con toda su brutalidad represiva, sigue en plena vigencia.

Mientras un puñado de congresistas estadounidenses de extrema derecha, visitaron al régimen golpista en Tegucigalpa ayer, parloteando sobre la “democracia” y la “libertad”, las tropas del régimen al que favorecen fueron a reventar, incluso las más mínimas expresiones no-violentas de libertad de expresión, tan solo a unas cuadras de distancia en Tegucigalpa.

He aquí el reporte en el lugar de los hechos por el periodista (y colaborador de Narco News), Diego Osorno, quién aterrizó esta semana en Honduras como corresponal del diario Milenio de la Ciudad de México:

“Una por una se acomodaron hasta sumar 19. De haber sido veinte, pensaban, estarían violando el Estado de Sitio que aquí en Honduras es legal desde el domingo pasado. Tan legal que castiga con cárcel las concentraciones públicas y las críticas al gobierno de facto.

Todas ellas cargaban cartelones con reclamos a Roberto Micheletti, sombreros guajiros para protegerse del sol y flores silvestres. Era una protesta simbólica en una de las cinco barricadas que el Ejército hondureño montó alrededor de la embajada de Brasil, donde se encuentra refugiado el presidente derrocado, Manuel Zelaya. Algunas de las 19 manifestantes eran campesinas y otras estudiantes.

También había activistas del feminismo y una poeta que protestaba con un verso de Pablo Neruda en su cartulina: “Podrán cortar todas las flores pero no podrán acabar con la primavera”. No había consignas ni aspavientos,sólo una fila muda de mujeres inconformes que escribían con plumones fosforescentes sus exigencias de justicia.

Diez minutos después irrumpieron treinta policías que parecían andar buscando una guerra. Traían armas de fuego, lanzagranadas de gas lacrimógeno, chalecos antibalas, máscaras, escudos y palos para combatir la modesta manifestación.

—Largo de aquí —solicitó el mando.

—Somos menos de 20, no puede quitarnos —respondió una de las manifestantes, la que llevaba una cartulina que decía “Si hay opresión, habrá revolución”.

—Ya, ya, ande señora, quítense de aquí.

Una docena de los policías se puso detrás de las mujeres y las empezó a empujar mientras caminaban detrás de ellas, hasta llevarlas al borde de la avenida, recriminándolas por violar “el decreto presidencial”, eufemismo con el que se nombra la restricción de las garantías civiles en el país…”

Mostrando un ejemplo a lo que también la resistencia civil está en contra. Los medios pro-golpistas toman el intento de los manifestantes de mantenerse dentro del número permitido de 20 personas para una reunión pública que el decreto permite, y lo retrata como una señal de que la resistencia ha perdido fuerza. El diario Heraldo, por ejemplo, cubrió esa misma manifestación con estas deshonestas palabras:

“Imperan los cordones de seguridad, un importante número de periodistas nacionales e internacionales y sin faltar las manifestaciones, mismas que ya son casi insignificantes por el número de participantes.

“Para el caso, ayer en horas de la mañana, alrededor de 10 integrantes de grupos feministas se apostaron frente al acceso principal de la sede diplomática, por lo que los elementos de la Policía Nacional, les pidieron que desalojaran el área de forma voluntaria.”

La diferencia entre los dos reportes de prensa en conflicto, marcan la distinción entre la simulación de medios y el periodismo auténtico. Porque ya conocemos el trabajo del periodista Osorno, su fidelidad a la verdad, su atención al detalle, su habilidad por contar, y su larga experiencia en reportar desde zonas en conflicto—como el de fuera de la embajada brasileña de Tegucigalpa—es claro para nosotros cual de las dos versiones está mas apegada a la verdad.

Los periódicos propiedad de los golpistas oligarcas—en el caso del diario Heraldo, propiedad de Jorge Canahuati Larach, quién también dirige el Consejo Empresarial de América Latina, mismo que contrató al cabildero estadounidense, Lanny Davis para mentir y tejer la defensa del régimen golpista desde Honduras—cada día publican una mentira de mal gusto: uina nueva manera de distorsionar los hechos sobre el terreno. En la nota de hoy del Heraldo, los esfuerzos de los miembros de la resistencia civil de permanecer dentro del límite de personas que pueden reunirse en asamblea pública impuesto por la dictadura golpista, es presentado como una supuesta evidencia de la disminución de la oposición.

¿Lo entienden? El régimen limita el número de personas a veinte para las asambleas públicas, y cuando los simpatizantes de la resistencia civil intentan actuar creativamente con ese límite, los medios simulados del régimen retratan su obediencia al decreto como el reflejo de una supuesta falta de apoyo.

Y sin embargo, la mera existencia y continuación del decreto, muestra que la oposición pública al régimen golpista es tan amplia y abrumadora que solo mediante la suspensión de las libertades básicas el régimen es capaz de mantenerse en el poder durante un poco más de tiempo.

La mayoría de los medios internacionales no son mucho mejores. Los titulares de los días recientes han dado a entender que el decreto totalitario ya ha sido levantado. BBC: “La distensión hondureña prepara el terreno para las conversaciones.” AP: “Signos de distensión en la disputa hondureña.” Fox: “El régimen hondureño dice que restaurará los derechos.” Estos titulares y muchos otros como ellos, han venido sucediéndose durante cinco días, y sin embargo, el decreto sigue en pie. Así como el doble lenguaje que grita: “el golpe no es un golpe”, tenemos ahora su última versión: “el decreto no es un decreto.” La credibilidad absoluta de las organizaciones internacionales de medios de comunicación que toman dictado de un régimen que ha demostrado por más de tres meses que casi nunca hace lo que dice que hace, muestra un ejemplo del por qué el periodismo se encuentra en una crisis de credibilidad, y porque sus medios de difusión oficiales, habiendo perdido la credibilidad del público, son cada vez más una especie en peligro de extinción.

Es posible que en los próximos días, el régimen golpista anuncie la cancelación del decreto, a fin de dar un último empuje agonizante a las “elecciones” ilegítimas que ha programado para el 29 de noviembre, pero los reporteros inteligentes—en contraste con los crédulos o deshonestos—verán los escritos del régimen, no sus palabras vacías, cuando evaluen como reportar la próxima maniobra de los medios.

A menos de que el anuncio esté acompañado por el regreso inmediato de los transmisores y del equipo de estaciones de radio y televisión, que el régimen tomó la mañana del lunes pasado, la retirada de la policía y de las tropas militares que ocupan las oficinas de medios de comunicación, y la liberación de los presos políticos detenidos desde entonces, cualquier anuncio de la cancelación del decreto, de la misma manera, no será más que palabras vacías.

Nada hace pensar que los medios oficiales de comunicación habrán aprendido para entonces el decir toda la verdad y nada más que la verdad. Sin embargo—porque usted lo hace posible—los periodistas auténticos seguirán en el lugar de los hechos, rompiendo el cerco informativo, y permitiéndole saber lo que realmente está sucediendo detrás de la cortina del régimen golpista.

Asesinan a otros dos miembros de la resistencia


Hoy 2 de octubre, la Resistencia cumplió 97 días de lucha. La convocatoria fue, como ayer, frente a la Embajada de Los EEUU. Los policías y militares estuvieron más intolerantes que ayer. La resistencia trató de marchar hacia el centro de Tegucigalpa, con la intención de jugarles la vuelta ahí precisamente, en el semáforo del Hotel Excélsior. Gritaron consignas; pero la policía los alcanzó con sus toletes y bombas lacrimógenas. Lo importante es que marcharon aunque sea por un momento.

Mañana 3 de Octubre se celebra en nuestro país el natalicio del prócer centroamericano Francisco Morazán, dicho sea de paso la resistencia lo recuerda mucho sobretodo en esta ardua lucha que viene librando en las calles desde hace 97 días es por ello que el frente de resistencia decidió realizar mañana sábado actos culturales en Tegucigalpa y otras ciudades importantes .En la capital los actos se llevaran a cabo en el campo de fútbol de la colonia El Pedregal, a las 10:00 a.m.
El programa de mañana incluirá palabras de la conducción del Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado, palabras de los manifestantes, música en vivo por los cantantes de la Resistencia, poesía, entrega y flameo de banderines morazánicos, pega de Carteles conmemorativos del 3 de octubre, fecha de nacimiento del General Francisco Morazán, símbolo de la Resistencia.
Entre tanto radio globo que actualmente ha sido suspendida igual que Cholusat sur por el régimen de facto, está haciendo una invitación a toda la población hondureña a identificarse mañana sábado con la resistencia ,vistiendo camisas o blusas u otras prendas de vestir de color verde esperanza (verde tierno) ;También habrá comités que estarán regalando listones de color verde verdes para que las y los ciudadanos los coloquen en sus automóviles , también los vehículos que apoyen esta causa deberán circular con las luces encendidas . La convocatoria esta siendo girada por radio globo vía mensajito por celular, Así como también internet todo el verde es para demostrar las esperanzas de un pueblo que espera con ansias que sus derechos sean respetados.
La resistencia condena el asesinato hoy en horas de la mañana del maestro Mario Contreras, subdirector del Instituto Abelardo Fortín, y miembro de la resistencia, asesinado vilmente cerca de su casa de habitación cuando salió a comprar unas pastillas para su madre a una pulpería sujetos desconocidos le dispararon quedando gravemente herido posteriormente fue trasladado a un hospital público pero minutos después falleció.
También hoy en horas de la tarde fue encontrado el cuerpo sin vida del dirigente lenca Antonio Leiva, miembro del frente de resistencia en la zona de Santa Bárbara al occidente del país, según versiones en horas de la mañana lo raptaron y hace una hora encontraron su cuerpo ya sin vida en una aldea de esa zona luego les enviaré mas detalles sobre estos dos asesinatos en contra de miembros de la resistencia.

¡A 97 DIAS DE LUCHA ¡AQUÌ NADIE SE RINDE!

¡MORAZÀN CUMPLE AÑOS EN LAS CALLES CON LA RESISTENCIA!

viernes, 2 de octubre de 2009

El nuevo presidente de Panamá y su conexión con el golpe en Honduras


Martinelli, autodenominado el “Anti-Chávez” de América y la conexión imperial-golpista


El pasado 27 de septiembre estuvieron reunidos la Secretaria de Estado de Washington, Hillary Clinton y el recientemente juramentado como presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, Honduras estuvo entre los temas que trataron. En ese contexto el vicepresidente y canciller istmeño, insigne ficha del Opus Dei, Juan Carlos Varela pidió a la dirigencia política hondureña abstenerse de convocar a sus seguidores a marchas o cualquier otra movilización en las calles, para dar paso a un escenario de calma en el país que permita el desarrollo ordenado y pacífico del proceso de mediación hacia las elecciones del próximo 29 de noviembre.

Varela también señaló que el ejecutivo panameño reconocería a quien surja electo en esos comicios, siempre y cuando estos fuesen transparentes. ¿Cómo concebir la transparencia electoral en un país donde gobierna un régimen de facto y están suspendidas las garantías constitucionales, incluso las inherentes a derechos humanos fundamentales? En la onda que le orden el Opus Dei, Varela tuvo la brillante idea de proponer nada más y nada menos que al cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga y monseñor Juan José Pineda, arzobispo y obispo auxiliar de Tegucigalpa, respectivamente, para liderar las conversaciones. Ambos personajes han expresado su apoyo al derrocamiento de Zelaya y a Micheletti, ¿Quién podría considerarlos como interlocutores válidos?

Pues bien, en el contexto de la reunión con Clinton, el gobierno de Martinelli se convirtió en el primero en el mundo en reconocer que aceptará a quien resulte electo en los comicios que organiza la dictadura hondureña. Como dato conexo, en Honduras, las organizaciones de la resistencia denuncian que los pertrechos usados para la represión por parte de la dictadura de Micheletti proceden de Israel, Perú y Panamá.


De nuevo bases yanquis en Honduras

Ricardo Martinelli, es un empresario, dueño de la principal estación de televisión de Panamá y de la principal red de supermercados de esa nación centroamericana. Es egresado de la cuna del neoliberalismo centroamericano, el INCAE Bussines School, en Costa Rica. Electo luego de la decepción generada por el gobierno de Martín Torrijos, en sus primeras semanas del gobierno ha dado varios pasos hacia la sombra del ajedrez que juega Washington en su estrategia global.

La subordinación de Martinelli va más allá de las posturas políticas, y de vestirse con el uniforme de los Yanquis de Nueva York, organizaciones sociales y populares de Panamá, han denunciado que está en marcha un acuerdo para la instalación de bases militares de Washington en territorio istmeño. El propio ministro de Justicia de Martinelli, José Raúl Mulino, anunció que lograron un acuerdo para establecer dos bases militares navales en el Pacífico panameño: una en Bahía Piña, Darién, y la otra en Punta Coca, sur de Veraguas. Mulino advirtió que ese acuerdo debería estar frmado antes del próximo 30 de octubre. El Frente Nacional para la Defensa de los Derechos Sociales y Económicos, organización popular panameña también denunció que en la localidad de Metetí, están construyendo una amplia pista de aterrizaje para el uso de aviones estadounidenses.


El “AntiChávez”

A mediados de septiembre, Martinelli estuvo de visita oficial en Italia, confesó en entrevista concedida a Il Giornale, que entró al país con el pasaporte italiano en mano y se autodenominó el “anti-Chávez italiano de América”.

El presidente de ¿Panamá?, también expresó que Berlusconi era el mejor presidente italiano luego de Alcide de Gásperi ¿Y quién es ese? Pues el fundador de la Democracia Cristiana y del Partido Popular Italiano, que en 1904 afirmaría ante sus seguidores: “¡Sed primero católicos, después italianos¡”. No hay que sorprenderse mucho por la declaración de Martinelli, ya que Il Giornale es propiedad de Berlusconi.

Chevige González Marcó
Patria Grande
Fuente: http://periodicopg.com.ve/?q=node/19014

Tomado de Crônicas e Críticas da América Latina

Jim DeMint: El llorón del Senado de los Estados Unidos

Por Al Giordano

Especial para The Narco News Bulletin

El Senador Jim Demint (Republicano por Carolina del Sur), en la foto de la derecha, hizo un berrinche el día de hoy. El senador alegó que el Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, John Kerry (Demócrata por Massachussetts), el de la foto izquierda, está bloqueando con “tácticas intimidatorias” la visita a sus amigos del régimen golpista en Honduras.


La verdad es que nada prohibe a DeMint a viajar a Honduras con su propio dinero. Lo que no puede hacer es usar el dinero de los contribuyentes—específicamente aquellos del comité del Senado—para su viaje propagandístico de lujo. Un viaje, que DeMint había previamente anunciado para abogar por la farsa del proceso “electoral” del régimen golpista. El senador canceló su viaje programado mañana a Tegucigalpa cuando se hizo evidente que tendría que pagar su boleto de avión y el de su séquito de su bolsillo; se dió por vencido y en su lugar decidió sacar un comunicado de prensa.

“Ni un solo senador de los Estados Unidos ha viajado a Honduras para conocer los hechos de primera mano”, decía la declaración preparada por el personal del senador. “El gobierno de Obama tampoco permitirá que autoridades hondureñas, o incluso empresarios, vengan al país.”

Este es el mismo DeMint que invocó la regla del Senado, del voto en contra de un solo senador, para bloquear la confirmación de varios diplomáticos nominados por el Presidente Obama, que incluían al embajador estadounidense ante la Organización de los Estados Americanos, al embajador estadounidense en Brasil, y al Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, todo ello debido a que no le gustaba la posición de la Casa Blanca frente al golpe de Estado hondureño.

Es el viejo cuento del niño de la escuela que abusa de los demás, y que cuando le dan un puñetazo en la nariz, se pone a llorar y acusa al que lo golpeó de juego desleal.


Durante el tiempo que los Republicanos estaban en el poder en los E.E.U.U., frecuentemente acusaban a la oposición Demócrata de jugar a ser las “víctimas.” Y algunas veces estaban en lo correcto. La política es ruda, y nadie que entra en ella debe quejarse cuando son golpeados de manera limpia y justa. Ahora que son minoría e impopulares entre los electores, son los llorones (lo que sugiere que los berrinches no son un rasgo partidista, sino uno societal).

DeMint entonces, acusó a Kerry con el director en Twitter: “@JohnKerry (pres. Comisión Rel. Ext.) tratando de ocultar la verdad para proteger a Zelaya, bloquea en el último momento nuestro viaje de investigación a Honduras.”

Y todos dijeron, “aaaaahhhhh, pobre.”

Que bebé tan maldito llorón. Jimmy, si no quieres que te golpeen, no salgas al patio soltando golpes. Bien por Kerry, por sentar a DeMint con un golpe lleno de karma tan oportuno.

DeMint todavía puede ir a Honduras cuando quiera. Pero que haya cancelado su viaje en el momento que tenía que pagar por el, y que en su lugar haya sacado un comunicado de prensa, puede indicar que después de todo no estaba tan entusiasmado por el viaje. Esta es tan solo una postura usual del juego político de Washington. Y el marcador dice: Kerry 1, DeMint 0.

Actualización 8:29 p.m. ET: En lo que puede ser otro caso del gobierno de Obama de no actuar en conjunto, en relación a tener una sola voz en la política hacia Honduras, ABC informa—con signos de interrogación—que la oficina de DeMint ahora asegura que el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConell, intervino y consiguió que el Departamento de Defensa pagara el viaje de lujo de DeMint. (Aparentemente, el Departamento de Estado de la Secretaria Clinton se encuentra en el lado correcto de esta batalla, negando los fondos.)

En ese reporte, Kerry no escatima en palabras:

“Gracias a su intransigencia, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado ni siquiera puede celebrar audiencias sobre nuestra política en Centro y Sudamérica. El Senador DeMint está bloqueando los nombramientos de dos funcionarios clave que implementarían la política exterior del Presidente Obama en el hemisferio occidental… Cuando el Senador DeMint levante ese bloqueo y permita que estos individuos reciban un voto afirmativo o negativo del Senado, entonces este Comité aprobará su viaje a Honduras, un país que está en medio de una delicada crisis política.”

Pero si el Departamento de Defensa ahora va a actuar así a sus espaldas, será la Casa Blanca la percibida como débil y equívoca en cuanto al golpe de Estado, otra vez. Alguien arriba tiene que intervenir y poner a todos los jugadores en la misma página.

EE.UU.: Congreso se pelea por Honduras

Carlos Chirinos
BBC Mundo, Washington


El viaje republicano ha sido visto como un "quiebre" de la posición que ha mantenido EE.UU. frente a Honduras.

En la Casa Presidencial en Tegucigalpa, un grupo de parlamentarios republicanos se reunió este viernes con el presidente interino, Roberto Micheletti, en un viaje que ha puesto ne evidencia las profundas divisiones que genera la crisis hondureña en el Congreso de Estados Unidos y con la Casa Blanca.

Una delegación republicana encabezada por el senador Jim DeMint, miembro del comité de Asuntos Exteriores del Senado, y los congresistas Doug Lamborn, Aaron Schock y Peter Roskam viajó en la mañana del viernes a Honduras.

DeMint y su comitiva se reunieron con Micheletti, representantes de la Corte Suprema y algunos candidatos de las venideras elecciones de noviembre, pero no se entrevistaron con las fuerzas que apoyan al depuesto presidente Manuel Zelaya.

Mientras tanto, un grupo de congresistas demócratas envió una carta abierta al Congreso de Honduras para ratificar que "la posición única" de Washington es urgir la firma de los Acuerdos de San José y la restitución de Zelaya en el poder.

Misión de chequeo

Los visitantes no ofrecieron declaraciones pero a la salida de una de las reuniones, el candidato del Partido Nacional, Porfirio Lobo, aseguró a la prensa que le explicaron a los congresistas estadounidenses "el error" de debilitar el proceso electoral.

"Les explicamos que el proceso electoral es una solución, no es parte del problema", afirmó Lobo, en referencia a la renuencia de la comunidad internacional de reconocerle validez a las elecciones de noviembre.

En la mañana del viernes el portavoz de DeMint, Wesley Denton, le aseguró a BBC Mundo que el senador "no va a negociar nada, sino a escuchar a las partes" y que se trataba de "una misión para corroborar hechos".

El viaje de DeMint estuvo precedido por un forcejeo entre el republicano y el presidente del Comité de Exteriores, el senador demócrata John Kerry, a quien acusaron de bloquear los recursos para la salida de la comitiva.

DeMint ha apoyado abiertamente el derrocamiento de Zelaya y es el responsable de que se bloqueara en el Comité de Asuntos Exteriores del Senado la confirmación de Arturo Valenzuela como subsecretario de Estado para Asuntos Hemisféricos, precisamente por sus diferencias con el manejo que está haciendo la Casa Blanca de la crisis hondureña.

Carta demócrata

Ningún representante del partido Demócrata participó en la misión republicana, pero dieron a conocer una carta enviada al Congreso de Honduras cuya presentación coincidió con el fin de las rondas de reuniones entre DeMint y funcionarios hondureños.

"Han recibido a visitantes de nuestro Congreso, que representan el partido minoritario, el Partido Republicano, quienes expresaron un punto de vista muy distinto al de la posición de la administración del presidente Obama y al del partido mayoritario, el Demócrata", se lee en la carta.

Los demócratas dejaron claro que apoyan los esfuerzos del presidente Barack Obama para "restituir el orden constitucional" en Honduras, algo que consideran posible solamente subscribiendo los acuerdos de San José.

Ese acuerdo, promocionado en Costa Rica por el presidente Oscar Arias, contempla el regreso de Zelaya a la Presidencia a cambio de aministía para quienes le desplazaron del poder y otros condicionantes.

"Seguiremos alentando a la administración de EE.UU. a trabajar multilateralmente con todos nuestros aliados en la región. Si el gobierno de facto sigue dilatando este proceso, urgiremos a nuestro gobierno a no reconocer sus elecciones próximas", advierten los seis demócratas que firman la carta.

Rompiendo el cerco

La visita del senador DeMint a Tegucigalpa ha sido vista como un "quiebre" de la posición que ha mantenido hasta ahora frente a Honduras la Casa Blanca, aunque sus portavoces negaron a BBC Mundo que pudiera dársele esa lectura, ya que sólo se trataba de "constatar los hechos".

La postura del presidente Obama no es compartida por muchos conservadores que consideran a Zelaya una "amenaza" por sus vínculos con Venezuela, Cuba y Nicaragua, países con los que se asoció en los últimos dos años de su gobierno.

La próxima semana viajará a Honduras la representante por Florida, Ileana Ross, la republicana de mayor rango en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes y una fuerte crítica de Zelaya.

En círculos diplomáticos de la capital estadounidense se destaca que "este tipo de visitas suelen dar oxígeno político a gobiernos en problemas", como le dijo a BBC Mundo un diplomático vinculado a la Organización de Estados Americanos (OEA).

También este viernes llegó a Honduras una delegación de la OEA para preparar el viaje la próxima semana de una misión de cancilleres que visitará el país el próximo 7 de octubre. Es la misma comitiva que fue expulsada de Tegucigalpa hace una semana.

HONDURAS: CONGRESISTAS DE EEUU PIDEN RESTITUCION DE ZELAYA

TEGUCIGALPA, 2 (ANSA) - Seis miembros del Congreso de Estados Unidos pidieron hoy en Honduras la restitución del depuesto presidente Manuel Zelaya, porque lo que hubo en este país fue un golpe de Estado.


Los congresistas del Partido Demócrata de Estados Unidos, James P. McGovern, Bill Delahunt, Janice D. Schakowsky, Sam Farr, Gregory W. Meeks y Xavier Becerra, se reunieron con el presidente de facto hondureño, Roberto Micheletti, los candidatos presidenciales y directivos del Congreso Nacional.

En una carta dirigida al presidente del Congreso Nacional, José ngel Saavedra, los congresistas estadounidenses manifestaron que apoyan "los esfuerzos de la administración del presidente Obama en Honduras".

"Consideramos que el golpe de estado contra el presidente Zelaya fue inconstitucional; que la ausencia de un presidente legítimo, las violaciones de los derechos humanos y la restricción de las libertades civiles son inaceptables, y que estas condiciones imposibilitan elecciones justas y libres en noviembre", indicaron.

Al gobierno de facto le hicieron un llamado a "restituir el orden constitucional y a respetar la libertad de expresión y los derechos humanos reconocidos internacionalmente".

"Apelamos al gobierno de facto del señor Micheletti para que permita la restitución de Manuel Zelaya a la presidencia bajo los Acuerdos de San José. Hacemos un llamado a todos los partidos a resolver pacíficamente este conflicto".

jueves, 1 de octubre de 2009

Roberto Micheletti Baín gasta recursos Torturando Periodistas

Redacción / EL LIBERTADOR



Tegucigalpa. Descalzo, con golpes, quemaduras en la cara y el cuerpo, dejaron unos secuestradores al reportero gráfico de EL LIBERTADOR, Delmer Membreño, en el kilómetro 37 de la carretera que conduce a Olancho desde la capital.
A las 9:30 de la mañana de ayer (lunes 28 de septiembre), Membreño iba camino a Radio Globo y Canal 36 para hacer fotografías sobre el cierre de esos medios por parte del gobierno de facto, que anunció la emitió del Decreto Ejecutivo PCM- M-016-2009 donde impide a los medios hablados, escritos o televisados emitir publicaciones en las que se ofenda a los “funcionarios” golpistas.
El fotógrafo se dirigía a un punto de taxis en el centro de la capital cuando dos individuos con pasamontañas bajaron de un pick-up color rojo, vidrios polarizados, sin placas y lo obligaron a subirse en el asiento trasero del automóvil. Según empleados del periódico, este carro permaneció estacionado en las inmediaciones del medio de comunicación durante la mañana.
“Me pusieron una capucha y me esposaron las manos, no sabía hacia dónde me estaban llevando; nadie dijo una palabra en el trayecto”, relató Membreño.

“CREÍ QUE ME IBAN A MATAR”
De acuerdo con el reportero gráfico, el carro sin placas no se detuvo en ningún momento, a pesar que en la ciudad existen operativos policiales permanentes por el estado de sitio que decretó el régimen de Roberto Micheletti.
“Nos metimos a un desvío a la izquierda, me bajaron del carro y escuché que dijeron ‘quitale el pasamontañas que le quiero ver la cara cuando lo mate’, hicieron que me arrodillara, me apuntaron con una pistola en la frente; creí que me iban a matar”, expresó.
“En ese momento, uno dijo que no me mataran, sino que me dejaran vivo ‘y le decís a Jhonny (Lagos, director-fundador de EL LIBERTADOR) que después sigue él’ y entonces empezaron a golpearme”, relató el fotógrafo.
“Me tiraron al suelo, me pusieron el pie en el lado derecho de la cara y me quemaron los brazos, la cara y el pecho con cigarrillos. ‘Mirá que no llora, seguilo quemando para que llore este ñángara (izquierdista) de mierda’”, decían entre los secuestradores mientras torturaban a Membreño.
Luego le pusieron de nuevo el protector en el rostro y lo subieron al carro. Al avanzar unos minutos, “me descubrieron la cara y me tiraron a la calle de una patada en el pecho”, dijo.
Al liberarlo, le robaron el equipo de trabajo y lo dejaron descalzo a la orilla de la carretera, Membreño ahora teme por su vida y la de sus compañeros de trabajo, que de igual forma pueden sufrir un ataque por parte de la dictadura.

Fuerzas represoras de la dictadura de Roberto Micheletti Bain ha amenazado de muerte al director de este rotativo, Jhonny José Lagos. Esta amenaza se hace a raíz de la postura que este medio de comunicación ha tomado en contra del régimen golpista, que busca coartar la libertad de expresión a cualquier costo, e incluso esta dispuesto a asesinar a cualquiera para cumplir sus maquiavélicos propósitos.

Mientras el Segundo Golpe Fracasa, Un Oligarca Solitario Planea el Tercer Golpe de Estado Hondureño de 2009

Por Al Giordano

Especial para The Narco News Bulletin


Adolfo Facusse

Adolfo Facussé—el magnate de negocios hondureño, que a principios de mes fue sacado de un avión que había llegado a Miami por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) y deportado de inmediato a Honduras—es una de esas personas en quién no se puede confiar; que incluso abandonando el Titanic, buscaría alguna ventaja asegurando el mejor bote salvavidas exclusivamente para él, o al menos trataría de llevarse los cubiertos que le quepan en sus bolsillos en el camino fuera.

Y así sucedió hoy cuando Facussé anunció su gran plan para resolver el problema del golpe, que el había apoyado pero que ahora claramente ha fallado.

Facussé propone que:

El “presidente” golpista Roberto Micheletti deje el cargo y sea recompensado por sus servicios con la creación de un puesto inexistente, el de diputado vitalicio (Augusto Pinochet disfrutó el cargo de Senador vitalicio durante y después de su dictadura).

Micheletti y todos los líderes golpistas—incluyendo el alto mando militar—tendríann una amnistía por adelantado por todos los crímenes que han cometido desde el 28 de junio.

El presidente Manuel Zelaya será reconocido como tal por unos quince minutos, mientras delega el mando a las Fuerzas Armadas y a un tipo de consejo “civil”, formado por políticos de los partidos basado en sus actuales porcentajes de escaños en el Congreso.

El envío de 3,000 militares de las “Fuerzas de Paz de la ONU”—pero solo de los siguientes tres países con gobiernos derechistas: Colombia, Panamá y Canadá—que se desplegarán a través de Honduras para hacer cumplir este acuerdo. (Porque todos sabemos que las tropas colombianas, amantes de la diversión, y los paramilitares con los que vengan para la excursión son muy capaces cuando se trata de proteger los derechos humanos de la ciudadanía.)

Zelaya, a cambio de llegar a ser reconocido como presidente por quince minutos más, y de un anillo codificador de juguete, esperará en silencio y sin poder hasta el 27 de enero para enfrentar cualesquiera que sean los cargos de “corrupción” que el régimen golpista haya cocinado para él.

“Hemos puesto a las ruedas en movimiento otra vez, aunque no sabemos que tan lejos nos llevarán”, dijo Facussé a los reporteros, alegando que Micheletti ya la había firmado.

El General golpista Romeo Vásquez Velásquez, claro, adora, adora, ADORA el plan, y efusivamente declara:

“Veo que rápidamente estamos llegando a una solución, que es lo que todos estamos esperando.”

Facussé, presidente de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), tan solo unas semanas atrás conducía la propuesta de que todas las empresas miembros del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) ofrecieran descuentos a los votantes, animándolos a participar en las “elecciones” del 29 de noviembre. Era como una venta de liquidación de la democracia con Fito el Loco gritando “¡SE VA TODO! NUESTROS PRECIOS ESTÁN DE LOCURA!”

Pero lo más gracioso ocurrió camino a las urnas. Dos noches atrás, el dictador golpista Micheletti—instalado en parte gracias a los esfuerzos antidemocráticos de Facussé—decretó el Estado de Sitio por 45 días, cancelando las garantías Constitucionales básicas de expresión, de prensa, de tránsito, de reunión y de debido proceso. Lo llamé El Segundo Golpe de Estado de 2009, con la admisión de que El Primer Golpe había fracasado en establecer el control sobre el país y su gente.

El manto de la “democracia” y “constitucionalidad” del régimen golpista cayó durante la noche del domingo. El candidato presidencial que lidera las encuestas, Pepe Lobo, rechazó el decreto, tal como lo hicieron el actual presidente del Congreso golpista, y los líderes empresariales que vieron que las nuevas reglas tendrían efectos negativos en sus billeteras. Éstos le dijeron a Micheletti que no iba a funcionar. Y ahora Micheletti lentamente se aleja del decreto, tan lentamente que espera que nadie se de cuenta de la demanda a sus represores de que devuelvan el equipo y los transmisores que se robaron la mañana del lunes de estaciones de radio y televisión claves.

Durante estos tres meses, Micheletti, Vásquez, Facussé y el resto de la banda de Robin Hoods a la inversa, pensaron que con solo dejar pasar el tiempo serían capaces de imponer las “elecciones” del 29 de noviembre, con todo arreglado para la solución final. Pero como el encuestador mexicano Dan Lund apuntó el día de hoy, el decreto de la noche del domingo de Micheletti invirtió la dinámica: Ahora no hay tiempo en el reloj para arreglar el daño provocado por el decreto, por el hecho de que las elecciones son tan cercanas al Segundo Golpe y de que sus vicios autoritarios no pueden ser justos ni libres.

Lund escribe:

“El tiempo hacia las elecciones del 29 de noviembre de 2009 es ahora una camisa de fuerza, especialmente en el contexto actual de confusión, del decreto de emergencia…de la situación compleja de los medios (medios de comunicación abiertos y verdaderamente justos es la condición sine qua non para una elección de esta importancia), y de la necesidad para una reconciliación suficiente que le de confianza al proceso en conjunto.”

La propuesta de Facussé es, en efecto, en nombre del Tercer Golpe, o al menos un globo de ensayo hacia su intento. Pero más allá de sus estrafalarias propuestas, El Tercer Golpe tiene un error aún más fatal: Fue creado en un cuarto trasero por magnates ricos y poderosos, sin la menor consulta; ya no digamos dialogando con un solo trabajador, campesino, o estudiante, y mucho menos con las organizaciones que representan la gran masa de la población hondureña movilizada. Porque es su poder desde abajo el que ha impedido que los dos golpes del año triunfen. Ningún régimen—ya no más—puede mantenerse en el poder en Honduras, a menos que satisfaga suficientemente la amalgama de movimientos sociales ahora popularmente conocidos como La Resistencia.

Aún más; el tratar de recompensar a Micheletti, tan solo dos días después de que enseñara sus despóticos dientes—en efecto, traicionando a sus conspiradores golpistas en su afán de retratar a este golpe al decir: “no es un golpe”—con un escaño vitalicio en el Congreso, como la propuesta de Facussé dice, indica una forma de pensar tan lejos de la realidad mostrada durante el verano. Es una propuesta tan lejana del sentimiento abrumador de la mayoría de sus compatriotas, que ofrece una ventana de cristal de la misteriosa mente de la oligarquía, tratando una vez más de sacar ventaja sobre los demás, aún cuando sus mejores planes se derrumban a su alrededor.

Traddución de inglés por Fernando Leon

Graves errores en opinión de Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos

Rosemary A. Joyce Richard y Rhoda Goldman

profesores Distinguidos de Ciencias Sociales. Directora y Profesora de Antropología Universidad de California, Berkeley.

Estimado Bibliotecario Billingsley y Director Mulhlan:

Le escribo para llamar su atención en cuanto los serios errores de hecho en un informe del Servicio de Investigación del Congreso, escrito por la Señorita Norma C. Gutiérrez.

Dado el inmenso daño que este informe incorrecto, ha provocado al circular en Honduras y los Estados Unidos, le solicito que urgentemente se haga una corrección pública y se retire dicho informe, notificando a todos los miembros del Congreso, que este informe no es correcto y confiable, ya que se basa en datos erróneos proporcionados por una fuente no confiable. Titulado “HONDURAS: TEMAS DE DERECHO CONSTITUCIONAL”, fechada en Agosto del 2009, este informe fue entregado por el Congresista Schock del Estado de Illinois, en este día.

Existen cuatro problemas básicos con el análisis de la Señorita Gutierrez:

(1) Ella cita a un único analista legal como su fuente personal, para “confirmar” las conclusiones que emitió. Su fuente es un conocido promotor del Golpe de Estado y defensor del Gobierno de Facto, Guillermo Pérez Cadalzo, quien testificó a favor del régimen de facto, en las audiencias de julio ante el Congreso de Estados Unidos.

Esta definitivamente no es una fuente desinteresada y objetiva. Hay muchos profesores de Leyes, así como autoridades en Derecho Constitucional en Estados Unidos y en España, que han escrito argumentando que el Congreso Nacional de Honduras, se excedió en el ejercicio de su autoridad legal al remover al Presidente Zelaya de su cargo el 28 de junio. Ninguna de estas autoridades fue citada o consultada.

(2) La señorita Gutiérrez, en lugar de analizar los argumentos hechos por el Congreso de Honduras, hizo sólo las interrogantes que requería para crear su propia teoría de la novela: Que el Congreso Nacional utilizó el Poder Constitucional que le fue otorgado, para interpretar la Constitución de Honduras y justificar la remoción del Presidente Zelaya. Específicamente, ella sugiere que el Congreso debió haber interpretado su autoridad Constitucional para “desaprobar” las acciones del Presidente, extendiendo la definición de “desaprobación” para que incluyese la “remoción de su cargo”. Sin embargo, tal declaración no fue hecha por el Congreso en sus actuaciones del 28 de Junio. Esta es una racionalización de las acciones post-hoc, propuesta por la Señorita Gutiérrez, aparentemente guiada por el Señor Perez Cadalso, el cual es citado para confirmar esta racionalización en un pié de página, citando una llamada telefónica.

(3) De hecho, el 7 de Mayo del 2003, la Corte Suprema de Justicia había rechazado el reclamo del Congreso Nacional para interpretar la Constitución. Por lo tanto, no es una sorpresa que el Congreso Nacional, no haya reclamado el ejercicio de esa potestad el 28 de Junio, ya que no tenían potestad hacerlo.

(4) Aún durante el período en que el Congreso Nacional consideraba que tenía el poder de interpretar la Constitución, esto estaba sujeto a procedimientos que requerían definir explícitamente las razones y circunstancias por las qué se hacía esa interpretación. Tal situación no se presentó el 28 de Junio, seguramente porque el Congreso estaba consciente de la resolución de la Corte Suprema, que les invalidaba dicho poder. Además, la sesión del Congreso del 28 de Junio, no fue del tipo de sesión que pudiese considerarse como ordinaria para la interpretación constitucional; fue una sesión “extraordinaria”. Los procedimientos del Congreso de Honduras, requieren que las sesiones sean convocadas para discutir temas específicos, y no puede introducirse legalmente ningún otro tema o asunto. La interpretación de la constitución no estaba en agenda (nuevamente, se puede deducir que esto fue así, porque el Congreso Nacional sabía el 28 de junio, que la Corte Suprema había rechazado anteriormente, su reclamo para tener ese poder).

Al leer el informe del Servicio de Investigación del Congreso, me sorprendí del hecho de que éste estuviese basado en una sola opinión, de una comunicación personal, para emitir tales conclusiones. No hay tal carencia o falta de publicaciones legales publicadas y disponibles para que la Srita. Gutiérrez no supiese evitar ese error fundamental. Menciono aquí solo una fuente de información, la publicación ampliamente distribuidas en Internet por la Asociación Americana de Derecho Internacional (ASIL), escrito por invitación por el Profesor Doug Cassell de la Facultad de Leyes de la Universidad de Note Dame.

Existen más detalles que son inquietantes en este reporte del Servicio de Investigación del Congreso. Por ejemplo, el pié de página 43 ofrece una caracterización de una carta de renuncia falsificada, atribuida al Presidente Zelaya, fechada el 24 de Junio, y que fue presentada como una carta verdadera, escrita con propósitos nefastos; la fuente de esta declaración, es nuevamente, el simpatizante del Golpe de Estado, el Señor Pérez-Cadalso.

A pesar de que esta declaración estaba ampliamente desacreditada; la carta fechada con anterioridad está totalmente vista como una falsificación producida cuando se suponía se llevaría a cabo el Golpe de Estado, evento que se retrasó en parte por la acción diplomática de Estados Unidos.

En conclusión, desde mi punto de vista, la Señorita Gutiérrez produjo un informe no confiable, en gran parte porque ella falló al no tener los cuidados legales necesarios, y dejarse influenciar por una única fuente que no era confiable. Ella no buscó otras opiniones, su búsqueda de opiniones legales es consecuentemente inadmisible, ya que no tomó en consideración la decisión clave de la Corte Suprema del 7 de Mayo del 2003.

Ella se extralimitó de lo solicitado, ya que se le pidió que explicase si los reclamos de constitucionalidad hechas por el Congreso eran exactos, en lugar de suministrar una racionalización especulativas de sus acciones. Este informe produjo en mi manera de pensar, serios cuestionamientos acerca de la confiabilidad de reportes similares del Servicio de Investigación del Congreso. Como persona docta, espero que se tome acción pronta para poder restituir la credibilidad del Servicio de Investigación del Congreso, y consecuentemente de la Biblioteca del Congreso.

La derecha hondureña insiste en negar el golpe de Estado


Los sectores de derecha en Honduras insisten en negar el golpe de Estado, pero el presidente de facto, Roberto Micheletti, reconoció hoy que depusieron a Manuel Zelaya por su orientación hacia la izquierda latinoamerica.Sacamos a Zelaya porque se fue a la izquierda, puso a comunistas, dijo el representante del golpismo al diario argentino Clarín, en entrevista concedida en la Casa Presidencial de esta capital.

Según Micheletti, el único error fue la forma de derrocar al mandatario constitucional, al detenerlo y luego sacarlo del país, reseñó el periódico de la nación suramericana.
La Organización de Naciones Unidas reiteró durante está semana la condena al golpe militar y exigió nuevamente el restablecimiento de Zelaya en su puesto de primer mandatario.
En las calles hondureñas, describió Clarín, la resistencia a favor de Zelaya sigue cada vez más controlada por policías y militares y con la dificultad de organizarse: los medios opositores fueron callados .
Micheletti, quien también justifica la asonada castrense por supuesta corrupción del dignatario electo por el pueblo, lamentó que Zelaya se hizo amigo de Daniel Ortega, Chávez, Correa, Evo Morales; es decir, de los presidentes de Nicaragua, Venezuela, Ecuador y Bolivia.
Durante la reciente II Cumbre América del Sur-África (ASA), en la venezolana Isla de Margarita, el mandatario boliviano, Evo Morales, alertó que el proceso golpista que sufre la nación hondureña es una advertencia del imperialismo hacia los países del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), un mecanismo de integración solidaria en pro de la equidad y la justicia social.
También en repuesta a Clarín, Micheletti consideró que la elevada presencia de militares en los espacios públicos es porque defienden la democracia, la Policía igual. Es para cuidar la reacción incendiaria de Zelaya. Ellas nos apoyaron pues íbamos al abismo.
Una Misión Internacional de Observación sobre la situación de los derechos humanos en Honduras constató una realidad distinta: “La Misión concluye que lo que está en juego es mucho más que una simple lucha política para restablecer un orden legal y permitir a un presidente legítimo regresar al poder.”
Los hechos, indicó el documento, evidencian una conflictividad social no resuelta, de la que forman parte una elite económica que usurpó el poder en forma antidemocrática, aliada con el Ejército, y diversos sectores que reclaman un nuevo orden institucional y social que implicaría mayores espacios de participación ciudadana.
La represión, indicaron los observadores internacionales, se manifiesta en particular contra los líderes campesinos, ambientalistas, indígenas, afrodescendientes, mujeres que se movilizan por sus derechos y contra los dirigentes sindicales.

Micheletti, no quiere derogar Estado de Sitio

Por Esteban Israel y Miguel Angel Gutiérrez



TEGUCIGALPA (Reuters) - El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, ignoró el jueves la presión dentro y fuera de su país para que derogue un decreto que suspendió las libertades civiles, en un aparente nuevo obstáculo para resolver la peor crisis de América Central en décadas.

Empresarios y políticos habían solicitado a Micheletti que reconsiderara la supresión de la libertad de prensa, asociación y circulación, en lo que algunos interpretaron como una fisura en la coalición que apoyó el golpe militar del 28 de junio.

Pero el líder de facto no pareció ceder ni un milímetro pese a las críticas de Naciones Unidas y Estados Unidos.

"No nos gustan (las medidas), pero tal vez fueron necesarias y hay que mantenerlas el menor tiempo posible", dijo el líder de la poderosa Asociación Nacional de Industriales, Adolfo Facussé, tras la reunión.

Micheletti defendió más tarde sus medidas ante los jueces de la Corte Suprema, donde fueron presentados 15 recursos contra el decreto, entre ellos uno de anticonstitucionalidad.

"Sólo vinimos a escuchar el consejo que podían darnos, si se ha cometido algún error o no", dijo el presidente de facto.

No lejos de allí, una misión de diputados de Brasil atravesó el cerco policial de la embajada del país sudamericano para entrevistarse con el derrocado presidente Manuel Zelaya, atrincherado en dicha sede desde que volvió clandestinamente a Honduras hace nueve días para reclamar el poder.

Al concluir el encuentro, el diputado Raúl Jungmann, del opositor Partido Popular Socialista, dijo que Zelaya aclaró que por ahora no existen negociaciones entre él y Micheletti, y que podría avanzar una negociación con la llegada la próxima semana de una misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"El entiende que la solución es exactamente el plan Arias", dijo el legislador, en referencia al "Acuerdo de San José" presentado por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, y que incluye el regreso al poder de Zelaya.

Los seis legisladores brasileños viajaron a Honduras para asegurar que el Gobierno de facto no allane la embajada una vez cumplido la próxima semana el plazo para que Brasil asile a Zelaya o lo entregue a la justicia.

Micheletti dijo en una entrevista con Reuters que no tomaría "medidas adicionales" una vez cumplido su ultimátum.

Según testigos, Zelaya recibió asimismo la visita de un diplomático de Canadá.

Un enviado de la OEA, quien ha dicho que delegaciones de Zelaya y Micheletti podrían entablar el diálogo cuando la misión de cancilleres del grupo aterrice en Tegucigalpa el 7 de octubre, dijo esperar que el Gobierno de facto levante las medidas de excepción, similares a un estado de sitio.
"Están pasando cosas represivas (...) Está la esperanza de que una vez que empiece el diálogo se suspendan, porque no puede haber diálogo rodeado de cosas antidemocráticas", dijo a Reuters el enviado del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, John Biehl.
La resistencia al decreto fue interpretado por Zelaya y su círculo como una división dentro de la coalición de militares, políticos, empresarios y curas que apoyaron el golpe.
"Desde el punto de vista de nosotros, se observa que el bloque golpista se resquebraja y hay sectores que quieren negociar", dijo a Reuters Rasel Tomé, un asesor de Zelaya que está con él dentro de la embajada.
Zelaya fue expulsado de Honduras hace unos tres meses por un golpe militar gatillado por sus aspiraciones de intentar cambiar la Constitución para permitir su reelección, igual que hizo antes su aliado el presidente venezolano, Hugo Chávez.
Pese a que todos los sectores hablaban el jueves de diálogo, la restitución de Zelaya parecía aún un obstáculo insuperable.
"Las probabilidades de un compromiso que incluya la vuelta de Zelaya y el fin del estancamiento están aumentando, pero todavía no existen las condiciones para ello", dijo Heather Berkman, una experta sobre América Latina del Eurasia Group en Nueva York.
La analista dijo además que Micheletti podría estar mandado señales contradictorias para estancar el proceso de diálogo.
El Gobierno de facto apuesta a que las elecciones de fines de noviembre permitan pasar la página de la peor crisis política que sacude a América Central en décadas.
Pero la comunidad internacional, empezando por Estados Unidos, advirtió que no reconocería a un presidente electo bajo el auspicio de Gobierno de facto.

(Reporte adicional Gustavo Palencia y Pat Markey en Tegucigalpa. Escrito por Miguel Angel Gutiérrez; Editado por Ricardo Figueroa)

El Tribunal Supremo Electoral Hondureño se Pronuncia Contra el Decreto Golpista

Por Al Giordano

Especial para The Narco News Bulletin
30 de septiembre 2009


Las capas de apoyo al “presidente” del golpe de Estado, Roberto Micheletti, contínuan cayendo. En un principo el apoyo consistía de un consenso entre la mayoría de la clase alta hondureña y sus instituciones políticas, pero en días recientes ha visto como los líderes del Congreso y del sector empresarial empiezan a buscar el letrero de SALIDA.

El decreto autoritario de Micheletti, anunciado el domingo, fué el que terminó por destruir lo que los mantenía unidos. El decreto incluye las prohibiciones a los derechos Constitucionales de expresión, imprenta, reunión, tránsito y debido proceso.

Hoy, el Tribunal Supremo Electoral se unió a la multitud creciente de antiguos partidarios incondicionales del golpe, que creen que el decreto de Micheletti fue demasiado lejos:

“El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras pidió hoy al Presidente de facto, Roberto Micheletti, derogar el decreto que suspendió las garantías constitucionales, porque afecta el proceso para las elecciones de noviembre próximo… y se suma a demandas similares planteadas por el Parlamento, los candidatos presidenciales y otros sectores…

Micheletti dijo… que accedió a analizar la solicitud y volvió a insistir en que el decreto será ‘derogado de la manera oportuna’.

Sin embargo, apuntó que continuará consultas al respecto con la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y otros órganos del Estado con el fin de tomar una decisión ‘consensuada’”.

Esos pocos párrafos hablan mucho de lo que está pasando detrás de la cortina. Permítanme traducirlos.

El domingo, Micheletti anunció el decreto autoritario sin haber mencionado el “consenso” de los actores claves en el golpe al que ahora se refiere. Algunos de ellos parecían tan sorprendidos como el público en general al enterarse de él. El decreto ya no tiene ningún tipo de “consenso” incluso entre los jugadores con poder limitado con los que el golpe fue negociado e implementado. Y ahora dice que necesita un “consenso” para derogarlo.

¿Que nos dice esto? Revela que Micheletti no es el que manda aquí. El específicamente menciona a la Suprema Corte, y su referencia a los “organismos del Estado” significa lo más probable Fuerzas Armadas: éstos dos son las cabecillas reales del golpe de Estado, para los que Micheletti es solo una mera marioneta.

En un estilo típico, engaña a los periodistas cŕedulos para que repitan declaraciones de que ya echó atrás el decreto, cuando esta mañana policías y tropas militares continuaron sus ataques a manifestantes pacíficos que mantuvieron ocupadas las oficinas de agricultura del gobierno por tres mes. Claramente, los poderes reales detrás del decreto—la Suprema corte y los militares—quieren asegurarse que cumpla sus principales objetivos antes de tener que suspenderlo.

Lo que los comisionados electorales ven con claridad es que la trinidad interior del poder golpista—el Ejército, la Corte y Micheletti—no parece “entender” que el decreto ha destruido toda esperanza de convencer a los hondureños o al mundo que las “elecciones” del 29 de noviembre pueden ser libres y justas. Ya es demasiado tarde. Las mentes más inteligentes lo están viendo, mientras el Ejército, la Corte y Micheletti continuan en su creencia de que si no mantienen reprimiendo brutalmente y silenciado el discurso, la resistencia civil pacífica pasara encima del golpe.

Es posible, que de esta manera ambos sectores tengan razón en su análisis: Los golpistas “moderados” entienden que su “solución” electoral ha sido arruinada, gracias al decreto. Mientras los golpistas de “línea dura” entienden que si permiten las libertades constitucionales básicas, no serán capaces de mantener la corriente de la opinión pública por mucho tiempo. Mientras tanto, al darle largas a las peticiones de sus ex aliados golpistas de cancelar el golpe, Micheletti aisla aún más al ejército, a la corte y a si mismo del apoyo que alguna vez disfrutaron. Y esta es la parte de la película en la que el régimen golpista invencible comienza a dividirse y a caer.

ZELAYA Y MICHELETTI SE ABREN AL DIALOGO, BIEHL


SANTIAGO DE CHILE, 1 (ANSA) - John Biehl, asesor del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, afirmó hoy que tanto el depuesto mandatario de Honduras, Manuel Zelaya, como el presidente de facto, Roberto Micheletti, se están abriendo al diálogo para encontrar una salida a la crisis del país centroamericano.

El único de los cinco funcionarios de la OEA que pudo quedarse en ese país, ya que el resto fue deportado el domingo, prepara la visita que realizará la próxima semana Insulza, junto a varios ministros de Relaciones Exteriores, para entablar una mesa de diálogo que ponga fin al conflicto hondureño y pueda abrirse paso para las elecciones.
"Hoy (ayer) estuve en una reunión de tres horas y media en la embajada de Brasil con el presidente Zelaya Me hizo entrega de una carta en la que reafirma absolutamente su voluntad de participar en un diálogo real y efectivo. También he tenido una respuesta similar, muchísimo más constructiva que antes, por parte del sector del gobierno de Micheletti", relató Biehl al sitio on line de El Mercurio.
Comentó que entre ambas partes se ha ido produciendo un acercamiento debido a que "hay un poquito menos de emocionalidad y un poquito más de racionalidad".
En su opinión, la salida más viable es entablar una mesa de diálogo, apoyada y vigilada por los cancilleres y el Secretario General de la OEA. DFB

El Embajador Estadounidense Lew Amselem: un Macabro Personaje de las Películas de Terror del Pasado

Por Al Giordano

Especial para The Narco News Bulletin
29 de septiembre 2009


Cuando hace poco más de una semana, el presidente de Honduras Manuel Zelaya arribó a la embajada brasileña de Tegucigalpa, la Secretaria de Estado de los Estados Unidos lo calificó como un momento “oportuno” para el “diálogo” que había estado pidiendo durante todo el verano.

Embajador de EE.UU. Lew Amselem

Seis días después, el domingo pasado, el Embajador de los Estados Unidos, Hugo Llorens había convocado a varios políticos hondureños y a gente de negocios en Tegucigalpa para hablar sobre cómo fomentar el “diálogo” que pueda resolver la crisis política del país. Cuatro candidatos presidenciales estuvieron ahí, así como los magnates Adolfo Facussé y Carlos Flores (ex presidente), John Biehl (asesor especial de la Organización de Estados Americanos) y al abogado de derechos humanos Leo Valladares, quién compartió con Narco News lo que ahí sucedió.

A mitad de la reunión del domingo, el teléfono celular del Embajador Llorens sonó, notificándole que el dictador Micheletti había publicado el infame decreto que borraba las libertades Constitucionales básicas de: reunión, tŕansito, expresión y de debido proceso. “La primera reacción en la habitación era que esto afectaba negativamente el clima para la negociación”, dijo Valladares.

Luego, al amanecer, las tropas golpistas invadieron Radio Globo y el Canal 36 de televisión, robando su equipo y transmisores, para silenciarlos bajo los nuevos poderes que Micheletti había decretado.

Unas horas después vino una reunión de la Organización de los Estados Americanos en Washington. El embajador estadounidense alterno (¿o debemos decir “de facto”?), Lewis Amselem, vestigio de la administración Bush, se detuvo mínimamente en el decreto del régimen golpista de “estado de sitio”, en lugar de lanzar una diatriba contra las víctimas del mismo.

“El retorno del presidente Zelaya a Honduras es irresponsable e idiota y no sirve ni a los intereses de su pueblo ni a aquellos que buscan el reestablecimiento pacífico del orden democrático en Honduras”, expresó Amselem. “Todo va a mejorar si todas las partes se abstienen de la provocación y de la instigación a la violencia.”

De acuerdo con Amselem, provocar o incitar a la violencia es mucho peor en realidad que dedicarse a la violencia, como el régimen golpista lo había hecho toda la noche y mañana previa a la diatriba de Amselem. En lugar de claramente centrar la atención en el lugar al que pertenece—en la reciente ola de terror del violentamente opresivo régimen, en donde las vidas de los honduereños estuvieron y están en juego—Amselem optó por jugar al crítico de cine en lugar del diplomático, burlándose de Zelaya: “El presidente debería parar de actuar como si fuera protagonista de una vieja película.”

El estallido de Amselem fue rápidamente recogido por los medios de comunicación pro golpistas (que tradujeron “tonto” como “idiota”), no solo sirviendo para ocultar la historia más importante, el de la supresión de la Constitución por medio del decreto, sino que estimularon la moral de las mismas fuerzas que habían descendido a nuevos niveles de autoritarismo y violencia.

Y esa fue solo la última aventura en la falta del control del mensaje que se dió durante todo el verano por un Departamento de Estado esquizofrénico, y por su errática, tal vez ebria, forma de conducción, la cual de vez en vez le ha dado oxígeno al régimen golpista al que dice oponerse.

El Departamento de Estado pasó el resto del día redactando la siguiente declaración, la que se lee como la aceptación de que Amselem metió la pata:

Estados Unidos mira con grave preocupación el decreto emitido por el régimen de facto en Honduras, que suspende los derechos civiles y políticos fundamentales. En respuesta a la fuerte oposición popular, el régimen ha indicado que está considerando rescindir el decreto. Hacemos un llamado al régimen de facto a hacerlo de inmediato.

Las libertades inherentes en los derechos suspendidos son inalienables y no pueden ser limitadas o restringidas sin dañar gravemente las aspiraciones democráticas del pueblo hondureño.

En este momento importante en la historia de Honduras urgimos a todos los líderes políticos a comprometerse a un proceso de diálogo que resulte en una resolución duradera y pacífica a la crisis actual.

Urgimos también al régimen de facto y al presidente Zelaya, a hacer uso de la buena voluntad y solidaridad mostrada por el presidente Arias de Costa Rica, la Organización de los Estados Americanos y otros miembros de la comunidad internacional para ayudar a facilitar, dentro del marco de las conversaciones de San José, esa resolución.

A este respecto le recordamos al régimen de facto sus obligaciones bajo la Convención de Viena de respetar las instalaciones y el personal diplomáticos, y todos aquellos bajo su protección. El cumplir con esas obligaciones es un componente necesario para el diálogo entre naciones, y crea las prácticas de compromiso, tolerancia y comprensión, necesarias para la resolución pacífica de las disputas.

Pero aquellos que han seguido la carrera diplomática y militar de Amselem—sobre todo cuando fue funcionario político-militar en la embajada de Estados Unidos en la Ciudad de Guatemala (1988-92) y consejero de asuntos políticos de la embajada de Estados Unidos en La Paz, Bolivia (1992-95)—sospechan que el sabotaje de ayer de Amselem a la política apuntada de los Estados Unidos fue totalmente predecible e intencional, dado su historial macabro en el hemisferio.

El periodista Jeremy Bigwood, quién reportaba desde Guatemala durante el ejercicio de Amselem allí, recuerda al diplomático por la misma conducta escandalosa, y por el tipo de declaraciones que ayer mostró en Washington. Según Bigwood, Amselem “calificaría positivamente el exterminio de unos doscientos mil indígenas guatemaltecos. El tipo debe ser enviado a la Corte Internacional de Justicia por complicidad en crímenes de guerra. Incluso organizó el suministro ilegal y los puentes aéreos para el Ejército de Guatemala luego de que la ayuda militar estadounidense había sido prohibida. No puedo creer que esté representando a la administración de Obama ante la OEA.”

Lo más sorprendente es que el actual jefe de Amselem, la Secretaria Clinton, debería saber el peligro que representa, ya que ella, como Primera Dama en la década de los 90, estaba involucrada con uno de los más notorios casos de abuso a los derechos humanos, el de la monja ursulina Dianna Ortíz, quién fue secuestrada y torturada en Guatemala en 1989.

En 1995 un juez federal estadounidense, ordenó al General Héctor Gramajo, del ejército guatemalteco, pagar USD$47 millones en daños a la hermana Ortíz y a otros demandantes por esos crímenes.

La defensora de los derechos humanos, Kerry Kennedy, escribió, “la cruda honestidad de Ortíz y su capacidad para articular la agonía que sufrió, obligó a los Estados Unidos a la desclasificacioń de archivos secretos de Guatemala, y arrojó a la luz muchos de los momentos más oscuros de la historia de Guatemala y la política exterior estadounidense.”

¡Bien, adivinen ¿quién aparece en las memorias de la hermana Dianna? Lewis Amselem, y no en el buen sentido. Ortíz escribió:

“...después de que un doctor estadounidense contara 111 quemaduras de cigarro tan solo en mi espalda la historia cambió. En enero de 1990, el Ministro de Defensa de Guatemala declaró publicamente que yo era lesbiana y que había fingido mi secuestro para encubrir una cita. El Ministro del Interior hizo eco de esta declaración y luego dijo que la había escuchado por primera vez de la embajada estadounidense. Según un asesor del Congreso, el funcionario de asuntos políticos en la embajada, Lew Amselem, fué el que comenzó a difundir el rumor.

“En presencia del Embajador Thomas Stroock, este mismo funcionario de derechos humanos dijo a una delegación de hombres y mujeres religiosas que estaban interesados en mi caso, que estaba ‘cansado de estas monjas lesbianas que venían a Guatemala.’ La historia sufriría otros cambios. Según la prensa guatemalteca, el embajador sacó otra versión: el le dijo al Ministro de Defensa guatemalteco que no fuí secuestrada ni torturada sino que simplemente ‘tenía problemas con los [mis] nervios.’”

Así que ayer no fue la primera vez que Amselem revelara el reflejo de su espíritu miserable al culpar a las víctimas de las violaciones a los derechos humanos. Más preocupante aún, es que la Secretaria Clinton—quien conoció a la hermana Dianna en los 90’s y expresara sus condolencias y solidaridad—ya debería conocer esta historia.

Que Clinton envíe a un sombrío personaje para representar a los Estados Unidos ante la OEA solo garantiza sabotaje durante el tiempo que permanezca ahí. Amselm puede oponerse a lo que el llama de Zelaya el “actuar como si fuera protagonista de una vieja película,” pero es precisamente Amselm quién es el actor de bajo presupuesto en una película de terror todavía mas vieja: la de la política estadounidense en América Latina en los anteriores régimenes golpistas y militares. Y ésta sórdida historia demuestra que ahora más que nunca es momento de desinfectar al Departamento de Estado de los malos actores—como Amselm—que espanta como personaje macabro de películas de terror del pasado.

Próximamente: El falso-periodista Frances Robles del diaro de los oligarcas The Miami Herald, quien piensa que lastimar a hondureños con armas químicas es un chiste divertido…

Actualización: De la rueda de prensa del Departamento de Estado de los E.E.U.U de hoy

PREGUNTA: Quisiera regresar a las declaraciones del embajador ante la OEA sobre Honduras ayer. El dijo que el regreso de Zelaya había sido irresponsable y tonto. Pareciera qu esta declaración ha generado algunas dudas, especialmente porque Zelaya se encuentra aún bajo sitio dentro de la embajada.
SR. CROWLEY: ¿Quien dijo eso? Perdón

PREGUNTA: ¿Perdón?
SR. CROWLEY: ¿Quien hizo esa declaración ayer?

QUESTION: Su – digo, su embajador ante la OEA.
SR. CROWLEY: Claro. Lew Amselem.

PREGUNTA: Lewis Amselem.
SR. CROWLEY: Mm-hmm.

¿Mm-hmmm?

Traddución de inglés por Fernando Leon

La jet set golpista hondureña ya no puede volar a Miami


Por Andy Robinson

La Vanguardia.es
Corresponsal volante
Texto original

San Pedro Sula, Honduras
La decisión de Barack Obama y Hillary Clinton de retirar los visados a los líderes del régimen golpista en Honduras -casi todos ellos integrantes de la alta sociedad hondureña- ha provocado pánico en las clases de frequent flyers de la ruta Tegucigalpa Miami.

La detención del millonario Adolfo Facussé -miembro de una de las familias más ricas del país- que fue sacado de un avión tras aterrizar en Miami desde Honduras por policías armados y deportado, es motivo de miedo escénico en los malls de lujo en San Pedro Sula. Y no hay nada más mosqueante que ver que Manuel “Mel” Zelaya -el presidente del pueblo- ha podido colarse por la frontera miltarizada gracias al apoyo logísitico de Brasil mientras tú -pasajero de business elite- no puedes ni cruzar hasta South Beach, ni hablar de Copacabana. Todo por la alianza entre esos comunistas disfrazados Lula y Obama.

Pongamos el caso, por ejemplo del trío de diputadas golpistas e hijas de grandes fortunas hondureñas, conocidas como las “chicas superpoderosas” según el periódico opositor El Libertador. Se trata de Lizzy Flores, Marcia Facusse Andonie de Villeda -sobrina y prima, respectivamente de Adolfo Facussé- y Mirna Castro, todas miembros de familias oligárquicas de las que viven a caballo entre Miami y Tegucigalpa. Marcia reconoció la semana pasada que se le ha retirado la visa estadounidense. Mirna y Lizzy corren el mismo riesgo


Las tres superpoderosas son miembros de la jet set hondureña -una decena de familias que controlan la economía del país y exigen la última palabra en su gestión política- que sencillamente no puede sobrevivir sin sus visitas de compras, de atención medica, o reuniones con el lobby cubano en Miami. Y no sólo se les niega acceso a Ocean Drive o Little Havana. Con las últimas sanciones españolas, la calle Serrano también es tierra prohibida, hasta la calle Genova…

Tal y como informa el Libertador en su último número las tres diputadas acaban de efectuar una gira mundial, incluida una estancia en el Grand Hotel de Moscú, donde las tres probaron trajes de pieles imposibles de lucir en el clima tropical de Honduras. También fueron fotografiadas mientras recibían masaje y pedicura en Beijing. “Marcia, Mirna y Lizzy necesitaban desestrarse tras tener que lidiar con un pueblo chusma y juco como el hondureño”, ironiza el periódico. Ahora los viajes de compras van a ser mucho más difíciles.

Las tres superpoderosas son las caras más fotografiadas del golpe. Marcia Facussé Andonie de Villeda, es sobrina del gran inversor y magnate de la agroindustria Miguel Facusse, poder fáctico y uno de los personajes detrás del golpe, el Tio Mike para Marcia. Diputada del Partido Liberal, Marcia es una de las colaboradores más estrechas del presidente de facto Roberto Micheletti, un perfecto enlace entre el gobierno y el Tio Mike.


Lizzy Flores, es hija del ex presidente Carlos Flores Facussé -terrateniente y dueño del diario La Tribuna donde Lizzy escribe columnas en defensa del golpe. Es mujer de otro magante Freddy Nasser. Mirna Castro, de 44 años, “rubia por decisión propia” segun el Libertador, fue nombrada secretaria de Cultura por Micheletti. Después de acompañar a Marcia y Lizzy en su gira mundial, Mirna canceló la financiación del Patrimonio Arqueológico de Honduras, el proyecto “Retratos del pueblo” y las Etnias de Honduras, por considerarlos excesivamente populistas.

Marcia Facusse es la más poderosa de las superpoderosas y difícilmente soportará vivir sin las visitas a la derecha republicana en Miami. Aprovechó sus encantos para entrecruzar los dos titanes de la oligarquía hondureña -los Facussé y los Ferrari- al casarse con José Manuel Villeda Ferrari, sobrino del gigante de las telecomunicaciones privatizadas en Honduras, Rafael Ferrari. Los varios canales de Ferrari han garantizado una cobertura perfecta para Micheletti en la que las grandes movilizaciones anti golpe jamás salen en la tele. Es prima de Carlos Flores Facusse, así que Marcia comparte sangre con Lizzy Flores además de una debilidad por los malls de shopping. Durante su estancia en Moscú el mes pasado Marcia pudo pasear un vestido de pieles cuyo valor -según el Libertador- asciende a unos 2.000 dólares.


Honduras, dicho sea de paso, es el segundo país más pobre de Centroamérica y el más desigual. El 65%vive en pobreza y el 20% más rico consume el 75% de bienes y servicios. Es más, crece la marginacion como la espuma en estos momentos debido, en parte, al impacto económico del golpe.

Hay también una cuarta chica superpoderosa del régimen golpista, aunque ella da menos juego a la prensa del corazón. Es la vicecanciller del gabinete de Micheletti, Marta Lorena Alvarado, miembro destacado del Opus Dei, autora de un proyecto de ley, vetado en su día pro Zelaya, que prohibe la píldora anticonceptiva de emergencia. Marta era protagonista de un documental del canal conservador español Intereconomia en el cual -con un discurso aún anclado en la guerra fría-, insistía en que sentía orgullo de encabezar la lucha contra el comunismo.

Pero Estados Unidos ya no es el baluarte anticomunista que era con Reagan y Bush. Lorena Alvardo también perdió su visado la semana pasada tras una reunión con la congresista de la ultra derecha cubana en Miami Ileana Ros Lehinter en Coral Gables, el barrio de alto standign hispano de Miami. Perder el visado “no me quita sueño” -insistía Marta el martes en Tegucigalpa-, sin parecer estar del todo convencida.

Tomado de Arlequín

miércoles, 30 de septiembre de 2009

El Mundo y sus porquerías, cabalgan los jinetes del apocalipsis

Arnaldo Moreno


Después de estar 98 días en resistencia, informando y tratando que el mundo, los lectores y el pueblo se informe, hoy mis fuerzas están flaqueando, los famosos norteamericanos han sacado sus garras y nos damos cuenta de algo que ya esperábamos y que no nos debería sorprender, Panamá da pena, al igual que Canadá, y así se irán sumando estos que no han sufrido y que ven todo según el color del dinero.

Nunca antes un golpe de estado había sido tan represivo en Honduras, y nunca antes tan permisivo el mundo, la conclusión es que el pueblo debe dar el siguiente paso, la acción es el siguiente nivel, la retorica y la diplomacia han fracasado y lo civilizado contra la brutalidad no avanza.

Es decepcionante ver como nuestra juventud de diluye entre el alcohol, las drogas y la vanidad, como los políticos se burlan del pueblo, como los árabes y palestinos se mofan del mundo y de los hondureños, como los mal llamados periodistas se enseñorean y defienden causas que ni siquiera les pertenecen, marionetas y bocazas asalariados sin convicción, al menos este pueblo lucha por lo que cree.

Los golpistas y su mundo obtuso, donde todo es contrario a la realidad que vivimos, hablan de paz y matan al pueblo, hablan de democracia y dan golpes de estado, hablan de Dios y se comportan como los jinetes del apocalipsis, trayendo enfermedades, terror, hambre y muerte. Su mundo encerrado en una burbuja donde solo ellos pueden gozar de las riquezas de esta tierra, es tan deformado su mundo que la gente humilde y pobre les estorba, se transforman en turbas y demonios en chusma, la religión es un privilegio de los que poseen la riqueza y la muchedumbre se convierte en rebaño, apóstoles inversos, mientras Pablo dejo sus riquezas para seguir a Cristo, estos se arrodillan ante el oro del becerro pagano.

Termine de leer la Constitución y me he dado cuenta que es el instrumento más obtuso y obscuro, que tiene este país, lleno de recovecos, artimañas y triquiñuelas, al final como dice nuestro himno “era inútil el indio”, y así seguimos indefensos, inútiles abusados, como la “india virgen y hermosa” violada una y otra vez, por sus hijos predilectos.

Mientas dejemos que estos jinetes cabalguen libres, y sigamos indiferentes al sufrimiento humano, no podremos cambiar nada, mientras el dolor del hermano, y la necesidad del vecino no signifiquen nada, los político, los militares, los religiosos, los empresarios voraces y los periodistas vendidos seguirán engañando al pueblo, llevándolo a su destrucción a un mundo individualista, dividido en el que ellos pueden reinar fácilmente porque nadie puede hacerles frente

Quizá hoy sea la última actualización, quizá, el contenido ya no sea el mismo quizá el pueblo se anime a dar el siguiente paso.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Canciller salvadoreño dice Honduras sufrirá "consecuencias" si ataca embajada


San Salvador, 28 sep (EFE).- El canciller de El Salvador, Hugo Martínez, advirtió hoy que Honduras sufrirá "consecuencias" internacionales si el Gobierno de Roberto Micheletti realiza acciones contra la embajada brasileña, donde se encuentra refugiado el depuesto presidente, Manuel Zelaya.

"La posición es unánime, habrá consecuencias en el corto y el mediano plazo para Honduras si hay una violación a la Convención de Viena en cuento a las instalaciones de la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, que es considerada territorio brasileño", dijo este lunes el funcionario en una rueda de prensa.
Enfatizó que El Salvador, al igual que la comunidad internacional que trató el tema en la reciente Asamblea General de la ONU, mantiene una posición de "estricto apego a la Convención de Viena", sobre la inmunidad diplomática.
"Cualquier acción que se realice contra la Embajada de Brasil en Tegucigalpa es una acción que a la luz de la Convención de Viena se interpreta como una acción en contra del territorio brasileño", insistió el alto funcionario.
Martínez destacó que El Salvador mantiene "invariable" su posición de no reconocer el Gobierno de Micheletti, nombrado en el cargo por el Congreso hondureño tras el golpe de Estado contra Zelaya, ocurrido hace tres meses.
"No reconocemos a esas personas que dicen ser Gobierno en territorio hondureño", expresó.
Confirmó que ha sido invitado a formar parte de la misión de cancilleres que la Organización de Estados Americanos (OEA) pretende enviar esta semana a Honduras para buscar soluciones a la crisis.
Sin embargo, aclaró que evalúa su participación puesto que el Gobierno salvadoreño considera que se deben analizar los últimos acontecimientos en Honduras para proponer soluciones efectivas a la crisis política.
"Si se va a producir esa visita tiene que producirse para que haya algún resultado y que avance la solución de la crisis, sino no tiene ningún sentido realizar la visita", consideró Martínez.
El funcionario brindó las declaraciones luego de un acto en el que el embajador de la Comisión Europea para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, hizo público el desembolso de 8,5 millones de euros para apoyar al Gobierno de El Salvador.
El diplomático europeo, al ser consultado por Efe sobre la situación en Honduras, dijo que "es deplorable" que el Gobierno de Micheletti haya suspendido algunas garantías constitucionales.
"Esperamos que rápidamente las partes encuentren una fórmula para negociar una salida satisfactoria de esta crisis que ya dura tres meses", expresó Goldstein.
Recordó que las negociaciones entre Centroamérica y la Unión Europea para firmar un Acuerdo de Asociación están "paradas" a raíz de la crisis en Honduras.
"En este momento no se dan las condiciones, y es otro motivo por el cual necesitamos una solución rápida (en Honduras) porque todos estamos interesados en la finalización de la negociación" del Acuerdo, expresó el diplomático. EFE

La presión internacional sobre el Gobierno de facto de Honduras no ha sido "suficientemente fuerte"

Por Natuza Nery

BRASILIA (Reuters) - La presión internacional sobre el Gobierno de facto de Honduras no ha sido "suficientemente fuerte" para resolver la crisis del país, dijo el lunes el asesor para asuntos internacionales del Gobierno de Brasil.
El asesor Marco Aurélio García también criticó las declaraciones del embajador de Estados Unidos ante la OEA, quien calificó duramente el retorno a Honduras del despuesto presidente Manuel Zelaya y su permanencia en la embajada de Brasil.
"Espero que en los próximos días se avance un poco más, o en la dirección de que los golpistas acepten una nueva conversación con la Organización de Estados Americanos, o que la comunidad internacional aumente la presión" sobre el Gobierno hondureño de facto, dijo García en una entrevista con Reuters.
Zelaya, derrocado y enviado al exterior por militares el 28 de junio, regresó hace una semana clandestinamente al país e ingresó a la embajada de Brasil, donde permanece atrincherado.
El depuesto mandatario, quien ha llamado a sus seguidores a salir a las calles pese a los pedidos de contención de Brasil, dijo el lunes que temía una invasión de la sede diplomática, que está rodeada por cientos de soldados y policías hondureños.
Para García, "si hubiera un acto de esos sería una situación gravísima, tendríamos que recurrir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".
El asesor del presidente Luiz Inácio Lula da Silva descartó una invasión de la embajada por las fuerzas de seguridad del Gobierno hondureño de facto, pero agregó que "no se puede subestimar la estupidez humana".
García también se refirió a las declaraciones del embajador de Estados Unidos ante la OEA, Lewis Anselem, quien criticó el lunes a Zelaya por su retorno "irresponsable" al país antes de que se alcanzara un acuerdo para la crisis.
"Es una declaración mala y que demuestra un carácter ambiguo de la diplomacia estadounidense", dijo García.
"Declaraciones de ese tipo sólo relativizan lo que ocurre en Honduras. La cuestión fundamental es tener una actitud enérgica para restablecer la democracia" en ese país, agregó.
También sostuvo que Estados Unidos ejercen más presión para resolver problemas en otras regiones que en América Latina.
"A mi juicio, los estadounidenses están mejor en términos de política externa en otros países o regiones, como Irán y el Medio Oriente, que aquí (en Latinoamérica)", afirmó.
"Si ellos estuviesen usando el mismo procedimiento aquí, seguramente sería diferente", dijo García, afirmando que "la presión internacional todavía no fue suficientemente fuerte" y que esperaba que "ese error pueda corregirse".
Anselem, en una reunión de emergencia de la OEA para discutir la crisis hondureña, criticó al Gobierno de facto por su "deplorable" decisión de vedar la entrada de una misión de la organización y declarar el estado de sitio el domingo.
Pero también dijo que "el regreso de Zelaya sin un acuerdo es irresponsable e imprudente (...) El debería cesar y desistir de hacer acusaciones aventuradas y de actuar como si fuera el protagonista de una vieja película".
El Gobierno de facto de Honduras, liderado por Roberto Micheletti, dio un plazo de 10 días a Brasil para que defina el estatus de Zelaya, bajo pena de que la embajada pierda la inmunidad diplomática.
Lula, quien calificó a Zelaya como un "huésped" de su país, rechazó el domingo la declaración y dijo que "Brasil no tolerará un ultimátum de un Gobierno golpista", al que no ha reconocido.

(Editado por Julio Villaverde y Silene Ramírez)

Brasil pide a la OEA acciones para impedir que "el régimen dictarorial" en Honduras se extienda por la región


NUEVA YORK, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El embajador permanente brasileño ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Ruy de Lima Casaes, instó hoy al organismo regional a impulsar acciones para "impedir que la continuidad del Gobierno dictatorial en Honduras pueda desplegarse por toda la región".
"Llegó el momento de decir basta, y el decir basta es impedir que la continuidad del Gobierno dictatorial en Honduras pueda desplegarse por toda la región y no existe duda de que este régimen es una amenaza contra la paz de la región", aseguró el diplomático brasileño durante su intervención en la reunión de emergencia celebrada este lunes del Consejo Permanente de la OEA.
"Brasil ya dio un paso adelante cuando solicitó la reunión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)", recordó, citado por la agencia bolivariana de noticias.
De Lima Casaes justificó la necesidad de que la comunidad internacional aumente su presión contra el Gobierno 'de facto' en Honduras por su actitud desafiante y subrayó también la necesidad de que los países latinoamericanos trabajen para recuperar la democracia en el país centroamericano.
Asimismo, criticó que los llamamientos al diálogo del Gobierno de Roberto Micheletti son un pretexto para ganar tiempo y así, dijo, permitir la celebración de elecciones presidenciales en noviembre, destinadas, a su juicio, a legitimar el golpe de Estado del pasado 28 de junio.
El diplomático brasileño arremetió asimismo contra el Gobierno 'de facto' por atribuirle un plan para permitir el regreso por sorpresa del presidente depuesto a Honduras.
"Los representantes del Gobierno ilegítimo atribuyeron a Brasil, el que el presidente haya entrado al país y eso es mentira, el presidente Zelaya entró al país por sus propios medios y se presentó en la embajada de Brasil y nosotros no podíamos hacer otra cosa que recibirlo como presidente legítimo de Honduras que es", recalcó.
Los embajadores de 33 países se encuentran reunidos en Washington para debatir la actual crisis política que vive Honduras, que se agudizó el pasado lunes cuando el mandatario depuesto Manuel Zelaya regresó por sorpresa a Honduras y se refugió en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.
Por su parte, el secretario general de OEA, José Miguel Insulza, aclaró este lunes que el organismo no enviará otra misión de embajadores a Honduras hasta no haya resultados concretos sobre la crisis política que se desató tras el golpe de Estado ocurrido hace tres meses.
Insulza calificó de "lamentable" lo ocurrido este domingo con una misión de la OEA que no fue autorizada a entrar en Honduras a su llegada al aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa y fue retenida por agentes de la Dirección de Población y Política Migratoria de Honduras. Asimismo, criticó la suspensión de las libertades de expresión, circulación y de reunión durante 45 días impuesta por el Gobierno 'de facto' en Honduras.

Disparates golpistas

Editorial, La Jornada


El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, reaccionó ayer con inusitada firmeza y energía al no menos insólito ultimátum que recibió del régimen espurio conformado en Honduras: definir, en un plazo de diez días, “el estatus” del presidente constitucional, Manuel Zelaya, refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde hace exactamente una semana, tras su regreso al país centroamericano. Además, la dictadura que encabeza Roberto Micheletti exigió que el gobierno de Brasilia “tome medidas inmediatamente para asegurar que el señor Zelaya deje de utilizar la protección que le ofrece la representación diplomática para instigar la violencia en Honduras”, y amenazó con “tomar medidas adicionales de acuerdo al derecho internacional”.

A tono con esa bravuconería, los golpistas impidieron ayer el ingreso al país de funcionarios de la Organización de Estados Americanos y a integrantes de la representación diplomática española, luego de prohibir el retorno a Tegucigalpa de los embajadores de Argentina, España, México y Venezuela, quienes buscaban interponer sus buenos oficios ante el impasse que se vive en la nación centroamericana. En respuesta, el presidente brasileño, quien se encontraba ayer en una reunión en la isla venezolana de Margarita, para participar en una significativa reunión cumbre de mandatarios de Sudamérica y África, señaló que su gobierno “no tolerará un ultimátum de un gobierno golpista”.
El despropósito está a la vista: un régimen repudiado por los gobiernos y las sociedades de todo el mundo, sostenido internamente por las macanas, los gases lacrimógenos y las armas de fuego de la policía y el ejército, no está en situación de imponer condiciones a una potencia regional como es Brasil, país que además de tener un vasto peso político, diplomático, económico y militar, cuenta con un gobierno dotado de una altísima legitimidad, tanto en lo interno como en el panorama internacional.
Las únicas explicaciones posibles del exabrupto cometido por el gorilato hondureño son, o bien una situación desesperada, en la que los golpistas no encuentran otro camino que ensayar una huida hacia delante, o bien la certeza de un respaldo inconfesable entre sectores regresivos del gobierno y del aparato militar-industrial estadunidense.
Sea cual fuere el motivo del dislate, la crisis política en Honduras avanza a una agudización peligrosa. La perspectiva de una nueva agresión, esta vez en gran escala, contra el recinto diplomático brasileño en Tegucigalpa y contra el presidente Zelaya, quien se encuentra en él, desembocaría en una internacionalización del conflicto interno y colocaría al régimen dictatorial ya no sólo como transgresor de la legalidad hondureña, sino también como violador de leyes internacionales fundamentales para la convivencia, como las que consagran la inviolabilidad y la extraterritorialidad de embajadas y consulados. Tal horizonte conllevaría, además, la decisión de los golpistas de llevar la represión interna –que ha dejado ya varios muertos– a nuevos niveles de violencia y criminalidad.
En el momento presente es necesario, pues, que el conjunto de los gobiernos del hemisferio, empezando por el que encabeza Barack Obama, manifiesten en forma inequívoca su total solidaridad con las autoridades de Brasilia y exijan al gorilato hondureño que deponga sus intenciones agresivas y abandone el poder sin trámites ni condiciones. Por ética y por conveniencia propia, la comunidad internacional debe corresponder con firmeza al heroísmo de la resistencia popular hondureña, que durante tres meses ha pugnado, a mano limpia y a costa de varias vidas, por el retorno del país centroamericano a la institucionalidad democrática.